Efecto de la humedad relativa ambiente según el momento de trilla sobre las pérdidas y calidad de granos de soja

Disminución de pérdidas en los últimos años.

09deOctubrede2008a las22:58

Introducción

Las pérdidas en cantidad y calidad de granos en el cultivo de soja registradas en La Pampa en las ultimas campañas han ido en constante disminución debido a incorporación de cantidad y calidad de maquinas cosechadoras, concientización y capacitación, no obstante estos valores se sitúan en la actualidad por encima del valor umbral de perdidas (PRECOP, 2007)

Las pérdidas por calidad y cantidad están influenciadas por factores relacionados directamente con la maquina cosechadora como alta velocidad de avance, baja humedad al momento de la trilla, excesiva agresividad en el proceso de trilla, etc.

Por otra parte, existen factores ajenos a la cosechadora como las condiciones del lote en concordancia con las condiciones del clima en la etapa de precosecha y durante la cosecha que se considera un factor clave incidiendo de manera directa en la eficiencia final.

La temperatura como la humedad relativa ambiente posee un comportamiento diferente según la hora del día encontrando que para horarios cercanos al mediodía y por la noche se registran, según la región, altos valores de humedad relativa en contraparte a lo que sucede por la tarde en que los valores de humedad relativa decrecen considerablemente conforme al aumento de la temperatura.

Estas afirmaciones sugieren cambios constantes en la puesta a punto de la maquina cosechadora, donde la baja humedad relativa puede ser causa de excesiva perdida por cabezal (desgrane) y daño mecánico por una alta agresividad en el proceso de trilla.

Sin embargo en situaciones de alta humedad relativa las perdidas de granos por cola tienden a magnificarse debido a deficiencias en el proceso de separación en detrimento de las perdidas por cabezal y daño en grano.

Numerosas son las causas de rotura del grano, algunas controlables mediante regulaciones y el mantenimiento de los elementos mecánicos y otras irreversibles que por inclemencias meteorológicas. Las condiciones climáticas adversas en el periodo de madurez fisiológica (MF) y madurez de cosecha (MC) predisponen al grano a una mayor susceptibilidad a ser dañado. La única forma de evitar este daño es, en los casos que se pueda, es adelantar la cosecha.

El objetivo del presente trabajo es analizar la evolución de las perdidas en cantidad y calidad de grano de soja según el horario de trilla.

 

 Antecedentes

La velocidad de avance optima de la maquina cosechadora es unos de los factores que garantiza la eficiencia de cosecha, sin embargo altos valores en la velocidad de avance provocan altos valores en el Indice de Alimentación (IA)1 generando altas perdidas de granos por cola, mientras que bajas velocidades de avance están asociadas a bajos IA causando incremento en el daño en la semilla (Mowitz, 2000). En lo que corresponde a la humedad del grano al momento de la trilla, el caso particular del cultivo de soja, se debe comenzar la cosecha cuando la humedad del grano es de 16,5% y finalizar con un porcentaje de humedad no inferior al 13,5%. Según ensayos realizados por Bragachini et al 2003, señalan que por día de atraso en la cosecha de soja las pérdidas en precosecha, cuanto de cosechadora, se incrementan en 5,5 kg/ha/día, lo que daría un total de 11 kg/ha/día.

Estos valores presentados arriba son afectados por otros factores como el cultivar, condiciones climáticas, lo que hace conveniente disponer de datos para condiciones productivas de otras regiones al momento de realizar recomendaciones.

Las características de dureza del tegumento y/o su constitución química (fenoles, flavonoides) del grano le confiere la propiedad de resistir en mayor o menor medida la agresividad de los elementos mecánicos durante la cosecha. En general, los tegumentos que poseen may

Temas en esta nota

    Cargando...