La demanda de dólares se dispara y faltan los billetes

La intervención del Central fue ayer mucho más modesta. Y el minorista se quedó en $ 3,24. Pero el mercado cerró antes de la ola vendedora que azotó a las bolsas a última hora.

10deOctubrede2008a las07:41

Si bien en la city porteña la cotización del dólar al público terminó estable en la jornada de ayer en $3,21 para la compra y $3,24 para la venta con respecto a la del miércoles, lo cierto es que varias entidades financieras ya están inquietas por el movimiento de los individuos.

Aún no hay corrida, pero los hechos bursátiles son tan imprevisibles en un mismo día y la sensación de que “lo peor no ocurrió” hacen que el temor se disemine en cuestión de segundos. En rigor, en la última semana, bancos que vendían alrededor de u$s 4 millones diarios al público minorista, ahora entregan unos u$s 17 millones. Se ha cuadriplicado y hasta quintuplicado la demanda en algunos casos.

“Nuestra solicitud hace una semana era nula, y ahora se están llevando unos u$s 20 millones diarios”, reconocían en una entidad de primera línea de capitales extranjeros. La preocupación viene de la mano de la escasez de billetes físicos, según denunciaron en algunas entidades, donde aseveraron que tuvieron que aumentar los pedidos de divisas al exterior. Sin embargo, desde el Banco Central (BCRA) aseguraron que se está “proveyendo de dólares a los bancos en la medida en que lo requieran para cubrir sus necesidades y aumentar su capacidad de respuesta”. Pero a su vez, se teme que si esto sigue siendo una sanrgía, con rojos por doquier, el ánimo de la gente escale la moderación, tornando masivo el refugio en la moneda norteamericana.

Y es que las expectativas escriben la historia. Sobre eso, no hay discusión que valga. “Esto ya lo vivimos, lo primordial acá son las previsiones de la gente. Todavía no se vieron retiros fuertes, pero lo más probable es que muchos clientes en este contexto no renueven su plazo fijo y busquen proteger sus ahorros ”, decían desde un banco de capitales nacionales.

Lo que alarma es que esto último traería aparejado un recalentamiento en las tasas de interés como anticipó El Cronista en la edición de ayer.

Por otra parte, está el debate de las reservas. Por un lado, se estima que desde el Gobierno no quieren resignar más dólares de las arcas del Central. Pero la clave, reconocen fuentes cercanas a la administración kirchnerista, es seguir lo que ocurra en Brasil. “La situación no se puede prever, pero en todo caso ya se vio la contundencia del gobierno del país vecino para no dirigirse a una devaluación dramática”, decía una fuente.

En tanto, ayer en el segmento mayorista, donde operan los grandes jugadores, la jornada fue más tranquila, pero no porque las cosas hayan mejorado. Las operaciones disminuyeron casi un 20% de la nerviosa jornada del miércoles, sin embargo dicen que influyó el feriado del Día del Perdón que festejó ayer la colectividad judía. “Faltaron muchas manos”, sostuvo un operador. Sumado a esto, hubo más oferta de dólares porque aumentaron las liquidaciones de los exportadores, y además el mercado cambiario cerró antes de que se den vuelta las bolsas internacionales, que habían arrancado en un mejor clima. De esta manera, el dólar subió un centavo hasta $3,2310 y el volumen operado se redujo, a u$s 730 millones. Así, el Central tuvo que intervenir, pero en mucho menor medida que la rueda anterior: vendió cerca de u$s 100 millones en el contado, según fuentes del mercado y un monto menor a futuro. Desde la entidad, en cambio, hablaron de menos de u$s 50 millones.

De cualquier manera, reconocen que la jornada de mañana será otro cantar por las pérdidas que sufrieron al cierre los mercados en el mundo.

En la entidad monetaria muestran tranquilidad y hablan de una “flotación administrada”, asegurando que “se hará lo necesario para que el tipo de cambio no sufra

Temas en esta nota

    Cargando...