Wall Street revivió por un día con un rally para la historia

Nueva York subió 11% y los mercados del mundo se esperanzaron con la idea de empezar a tantear un piso. Hizo falta una estatización parcial del sistema financiero global para tranquilizarlos.

Por
14deOctubrede2008a las07:16

Con los esfuerzos y el compromiso de cada gobierno, y cientos de miles de millones de dólares en juego, el megaplan del G15 logró el furor: ahora, al menos, existe la confianza en que, a pesar de la ineludible recesión, el colapso del sistema financiero se evitará. Los inversores se esperanzaron ayer con la idea de que los mercados hayan encontrado un piso definitivo, y cerraron una jornada que terminó siendo histórica en todo el mundo. Desde oriente hasta occidente, hubo subas por encima del 10% que permitieron recuperar gran parte de lo perdido durante la semana pasada.

El rally dejó a Wall Street con alzas récord, de dos dígitos, en todos sus indicadores: el Dow Jones avanzó 11,08% (casi 1.000 puntos); el S&P 500, 11,58%, y el Nasdaq Composite 11,81%. No fueron mucho más auspiciosas que las que habían registrado, horas antes, otras bolsas del planeta, como Madrid (10,65%), París (11,18%), Francfurt (11,4%) y Hong Kong (10,24%).

Sucedió que, ayer, los principales bancos centrales del mundo anunciaron medidas adicionales para mejorar la liquidez, a corto plazo y en dólares, tras el acuerdo que habían logrado los países del G15 durante el fin de semana.

Cada gobierno ajustó sus propios detalles, y terminó aportando lo suyo: Gran Bretaña, Alemania, Francia e Italia, entre otros, comprometieron más de u$s 1.360 millones en garantías a bancos y participaciones accionarias; mientras que, en Estados Unidos, el Tesoro estudiaba anunciar para hoy una inversión de u$s 250.000 millones, destinada a capitalizar a los bancos y garantizar todos los depósitos sin interés, y toda la nueva deuda preferente emitida por las instituciones financieras.

“El asunto crucial para el mercado había sido la ausencia de confianza, y los esfuerzos más recientes para reducir la crisis del crédito por parte de los gobiernos y bancos centrales han sido muy positivos en términos de establecer justamente eso: confianza”, explicó a la agencia Reuters el estratega jefe de inversiones de Subodh Kumar & Associates en Toronto, Subodh Kumar.

El shock que buscaron provocar las grandes economías del mundo despejaron muchos de los temores sobre el crédito a nivel global. Pero no alcanzó, ni alcanzarán, para mejorar las pobres perspectivas sobre el impacto que sentirá la economía global por la recesión. “Es muy importante y positivo que se hayan hecho estos anuncios, en general, de esta garantía para los depósitos, del rescate de deudas malas y la capitalización de algunos bancos, porque sirven para estabilizar. Pero no descarto que pueda seguir la volatilidad”, explicó el analista de una consultora local.

Las más favorecidas fueron ayer las acciones de Morgan Stanley, con una suba de 87% (tras caer a más de la mitad la semana pasada), por un acuerdo con Mitsubishi Financial Group (ver pág.4).

El crudo subió ayer 4,5%, y hasta los u$s 81,19 en Nueva York, pero Goldman Sachs recortó sus previsiones y ya estima que podría alcanzar los u$s 50 si la crisis se agudiza.

La Reserva Federal estadounidense, el Banco Central Europeo (BHCE), el Banco de Inglaterra y el Banco Nacional de Suiza anunciaron ayer que prestarán a los bancos comerciales una “ilimitada liquidez” en dólares, para reducir las tasas de los frenados préstamos interbancarios.

Por Ignacio Olivera Doll.

Temas en esta nota

    Cargando...