Tensión en el Mercosur: Brasil quiere discutir medidas paraarancelarias de Argentina

Las medidas de protección contra importaciones industriales aplicadas por el gobierno argentino encendieron la alarma en Brasil, donde temen que la ola proteccionista se extienda a todo el Mercosur.

18deOctubrede2008a las08:17

El gobierno de Inacio Lula Da Silva, que ejerce la presidencia pro témpore del bloque, convocó a una reunión ministerial para el 27 de octubre, con el fin de evitar que el temor a los efectos de la crisis financiera internacional dispare una guerra comercial.

El ministro de Economía del país vecino, Guido Mantega, ya se habái pronunciado en contra de la idea lanzada pro funcionarios argentinos de elevar el Arancel Externo Común (AEC) para proteger a todo el bloque de las importaciones de países asiáticos. "En este momento, lo peor del mundo sería ingresar en una escalada proteccionista", dijo ayer un funcionario de Planalto a la agencia noticiosa "Estado", de Brasil.

El jueves, la Aduana argentina amplió las medidas de protección contra importaciones industriales al ampliar los valores de referencia para un conjunto de productos, fundamentalmente de línea blanca. Por debajo de esos precios, se sospecha dumping y se pueden aplicar licencias de importación no automáticas. El secretario de Industria, Fernando Fraguío, aseguró que esa medida no estaba pensada para trabar ventas de Brasil, pero la mayoría de esos productos están sujetos a los acuerdos de administración del comercio bilateral que funcionan desde hace cuatro años.

"Con Brasil se mantiene un diálogo fluido, como integrantes del Mercosur y socios de la región", dijo Fraguío, quien de todos modos aclaró que ."en un momento en que el mundo está pasando por una crisis, uno de los tesoros que más se deben preservar es el mercado interno".

Para calmar los ánimos, el funcionario se reunió con las empresas brasileñas que operan en Argentina, nucleadas en el Grupo Brasil. Del encuentro participó el subsecretario de Política y Gestión Comercial, Ariel Schale, quien aseveró que al aplicar las licencias no automáticas se incrementaron las inversiones y en ese sentido agregó que "el que produce en Argentina tiene más derecho a importar".

Fuentes de Brasilia, en tanto, expresaron el temor de que Argentina adopte el llamado Mecanismo de Adaptación Competitiva (MAC), cuya creación fue propuesta por Buenos Aires, y que permite a los países del Mercosur imponer cupos para importaciones intrabloque para frenar "invasiones" que amenacen a la industria local.

El secretario de Comercio Exterior del país vecino, Welber Barral, anticipó que las medidas serán discutidas en la reunión de cancilleres prevista para el 27 de este mes.

Las protecciones argentinas no cayeron bien en Brasil, que por estos días está sometido a una inusual presión por efecto del derrumbe de los mercados internacionales. "Hemos tenido un excelente diálogo con Argentina, hemos podido resolver problemas comerciales en nuestras reuniones bilaterales", dijo Barral.

Las mayores críticas de los empresarios brasileños a las medidas argentinas no se deben tanto a su imposibilidad de acceso, sino a que consideran que los blancos que dejan ellos son ocupados por productos de terceros países y no por bienes de producción local. Además, advierten que una ola proteccionista también perjudicaría a Argentina, que tiene en Brasil el principal mercado para sus exportaciones.

Contraofensiva. Mientras da pelea en este plano, el Banco Central de Brasil anunció que concederá préstamos en dólares a instituciones financieras que necesiten la moneda estadounidense para financiar el comercio exterior del país. Según el presidente de la autoridad monetaria, Henrique Meirelles, .esos préstamos serán sacados de las reservas de divisas de más de 200.000 millones de dólares, y serán concedidos a cambio de garantías: títulos de la deuda externa brasileña, contratos d

Temas en esta nota

    Cargando...