Sigue la pesadilla: los bonos locales cayeron 15% y la bolsa se desplomó 11%

El mercado está de luto y se esperan mayores caídas para los activos. Algunos dicen que el negocio financiero quedará reducido a su mínima expresión mientras que el volumen caería fuertemente sin la participación de las AFJP.

22deOctubrede2008a las07:47

El mercado de capitales vive por estas horas una de sus peores pesadillas. La estatización de los fondos de las AFJP (mejor dicho, los fondos de los aportantes) golpeó de lleno a los activos argentinos que ven cómo desaparece el mayor player de la plaza. Sin éste, el de por sí deprimido clima de negocios se transforma en un velorio. Algo que ayer se vio cabalmente: los títulos públicos (a precio de remate) derraparon hasta 15% y el Merval quedó a pasos de caer por debajo de los 1.000 puntos con una pérdida del 11% (clausuró en 1.046 unidades).

Para peor, a partir de las 15 de ayer las AFJP no pudieron seguir operando en el mercado. El juez Claudio Bonadio prohibió a las administradoras que continúen participando de las negociaciones bursátiles durante los próximos siete días hábiles debido a una denuncia sobre los movimientos recientes de las AFJP. Se sabe en el mercado que al conocerse la iniciativa oficial el lunes, las administradoras salieron a rematar sus posiciones a como dé lugar. Pero el efecto fue nulo: el Merval a partir de las 15 ensayó un recorte de sus pérdidas pero finalmente terminó muy cerca de sus mínimos del día (en 1.013 puntos). Caía 13% y cerró 11%, un desastre se lo mire por donde sea. Lo mismo con el Discount en pesos, que cayó 13,40% en el Mercado Abierto Electrónico (MAE) a un precio de $ 53. Incluso –según algunos operadores– se lo vió al Banco Nación comprando ciertos papeles (Pampa y Macro, por caso) además de ciertos bonos cuando estaban en el fondo del río. Al cierre de la rueda, los rumores sobre el futuro del mercado de capitales daba para todo. Incluso, circuló por algunas mesas que podría haber un “feriado financiero” en caso de continuar el derrumbe de los activos, algo que ayer por la noche fue desmentido desde una de las instituciones del mercado local.

El saldo coloca a los activos locales en el peor de los mundos. La prima de riesgo de la Argentina está por las nubes, con un riesgo país de 1.648 puntos (ayer subió 18,99%). Peor aún, las compañías tendrán nuevos socios que no precisamente tienen buena reputación. Según Tavelli & Cía., en Telecom, Siderar, Edenor y Banco Macro, las participaciones actuales de las AFJP representan aproximadamente un cuarto del market cap, mientras que si se toma el floating de dichas compañías, el porcentaje se incrementa notablemente. Ayer, estás empresas fueron las que más derraparon con un rojo de hasta 27%. “Habrá que ver quién, si alguien, quiere tener sentado en el directorio a (Julio) De Vido”, explicaba un operador el cuadro de situación.

El panorama será extremadamente complicado para los activos en los próximas días. Si bien las AFJP no podrán vender bonos o acciones, otros jugadores podrían replicar el pésimo clima que se respira. O sea, inversores minoristas, bancos o Fondos Comunes de Inversión. Estos últimos, dicen algunos operadores, podrían empezar a deshacer posiciones previendo un masivo rescate ya que sus mayores clientes son, precisamente, las AFJP. “La tendencia es claramente bajista y se desconoce cuánto más abajo hay que ir a buscar a los activos. Esto es de una gravedad enorme, termina siendo una tragedia para el mercado de capitales”, decía otro analista de una de las sociedades de bolsa que más opera en la plaza. Lo seguro es que el volumen caerá fuerte ya que en los últimos días aproximadamente el 50% de los negocios lo aportaban las AFJP. Pero, de fondo, la industria financiera en la Argentina es la que está de luto: “Va a quedar una sobreoferta de sociedades de bolsa para una negocio que queda reducido a su mínima expresión”, se escucha

Temas en esta nota

    Cargando...