El sector agropecuario recorta gastos en la contratación de seguros

El sector asegurador agrícola admite que en la presente campaña 2008-2009 las contrataciones disminuyeron más de un 30 por ciento debido a la sequía y a la reducción de la superficie de maíz y trigo.

Por
24deOctubrede2008a las07:39

En la cosecha fina (trigo y cebada) la venta cayó a la mitad de lo contratado en 2007, donde la pronunciada disminución de números de pólizas se verificó en el centro del país.
Si bien la sequía derrotó a la fuerza de venta de reaseguradoras y aseguradoras, ni siquiera la amenaza de heladas tempranas y tardías y granizo, contingencias climáticas que ya afectaron algunas regiones de la pampa húmeda prevén un repunte de operaciones.
Para Guillermo Rotger, responsable del ramo agrícola del Grupo Asegurador La Segunda, “en las últimas campañas el volumen de primas creció más que la superficie asegurada debido a que al incremento en los precios de los comodities inciden directamente en el valor de la suma asegurada”.

En la campaña de granos gruesos donde la superficie de maíz retrocedió más de un 20 por ciento, la apuesta por la soja también se ve disminuida porque los precios de la oleaginosa retrocedieron en los últimos meses un 45 por ciento.
Un analista agrícola de una importante cerealera explicó a NA que los productores siembran soja con el “menor gasto posible” y este recorte incluye al seguro.
Omar Barchetta, director gremial de la Federación Agraria Argentina advirtió a NA que en esta campaña sojera, se aplicarán “un millón y medio menos de toneladas de fertilizante”.
La disminución en la aplicación de insumos de altos costos en el negocio agropecuario contrae la necesidad de asegurar porque se arriesga menos, dijeron los productores consultados.

El seguro agropecuario batió un nuevo record en la campaña 2007-2008: el volumen de primas del mercado argentino superó los 740 millones de pesos, un 62 por ciento más que el año anterior.

Temas en esta nota

    Cargando...