El Gobierno le permitirá a petroleras vender gasoil de menor calidad

Aliviarán especificaciones técnicas a cambio de mayor producción del combustible, que suele faltar. Empresas importarán una parte para nuevos autos.

Por
28deOctubrede2008a las07:49

La Argentina va camino a tener más combustibles, pero menos amigables con el medio ambiente. El Gobierno está a punto de sancionar una norma que le permitirá a las empresas –Esso, Petrobras, YPF y Shell, principalmente– vender a partir del año que viene gasoil de menor calidad. A cambio, les pedirá que aumenten un 5% la producción de ese carburante que mayores faltantes registra durante el año.

Está previsto que la norma, que despertó fuertes discusiones entre petroleras, automotrices, estacioneros y funcionarios en el marco de la Secretaría de Energía, a cargo de Daniel Cameron, sea publicada en el Boletín Oficial en los primeros días de noviembre.

Permitirá a las empresas disminuir la calidad del gasoil mediante la relajación de especificaciones para aumentar el volumen. “Será más difícil manipularlo, porque tendrá más partículas de nafta”, explican en el sector. Por ese punto, estaciones de servicio plantearon con vehemencia a Energía su rechazo a la norma que está por salir.

En paralelo, extenderá los plazos para la baja obligatoria en la cantidad de azufre del gasoil. De acuerdo con la resolución 1283 del año 2006, el producto grado 2 –uno de los más utilizados– debía pasar el año que viene de 1.500 partes por millón (ppm) a 500 ppm. La implementación de esa norma se postergaría por tres años.

La norma obligará a las empresas a vender una parte de gasoil con sólo 50 ppm, pero en pocas cantidades. En el mercado estiman que se tratará de un producto premium, mucho más caro que el resto y destinado a una selecto grupo de vehículos nuevos. Las petroleras, salvo Shell, que estaría en condiciones de producirlo y rechazó la iniciativa de plano, se preparan para importar esa porción.

También se extenderá por un año la entrada en vigencia de mejores naftas. Las nuevas especificaciones iban a ser implementadas mediante un Acta Acuerdo, pero las diferencias entre las partes obligaron a recurrir a la resolución. Adefa, la entidad que representa a las automotrices, se queja desde hace años de que no se pueden producir vehículos conforme a la norma Euro 4 porque los combustibles no tienen la calidad suficiente para esos motores.

Algunas terminales se negaron a firmar el acta porque les pedían garantizar que los combustibles no alterarían la performance de los vehículos.

Las nuevas medidas responden a los pedidos de algunas petroleras y la conveniencia del Gobierno. Sucede que las inversiones para cumplir con las normas de calidad requerían inversiones cercanas a los u$s 800 millones. Pero con precios controlados –la nafta cuesta en la Argentina la mitad que en Brasil–, las empresas se mostraron reacias a llevar a cabo esos desembolsos. Además, respondieron al pedido del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, quien en medio de la escasez reclamó a las empresas priorizar la cantidad antes que la calidad. Por caso, Esso llevó adelante una inversión de u$s 50 millones en una planta que puede utilizarse para la mejora de los combustibles, pero está focalizada en la mayor producción.

Shell, que suele rechazar los embates de Moreno, aclaró que está en condiciones de cumplir con las normas que están a punto de quedar relegadas.

Por Pablo Fernández Blanco.

Temas en esta nota

    Cargando...