Una buena señal en medio de la crisis

Los precios de los granos subieron pese a la baja del petróleo y a la suba del dólar.

04deNoviembrede2008a las07:39

Tras el cierre de los negocios en el piso de la Bolsa de Chicago los operadores se marcharon con la sensación de que quizás algo podría comenzar a cambiar para las materias primas agrícolas. Las subas no fueron importantes, a excepción de las registradas por el trigo, pero se convirtieron en una buena señal, dado que se sostuvieron a pesar de la importante caída del petróleo (bajó un 5,75%) y de la nueva apreciación del dólar respecto del euro.

Hasta aquí, los granos terminaban con saldo negativo cada vez que se conjugaban petróleo en baja y dólar en alza frente al euro. Ocurre que esos factores tienen como consecuencia la potencial menor producción de agrocombustibles y el encarecimiento de las materias primas para los principales bloques de demanda, como la Unión Europea.

Pero ayer, la mayor presencia compradora de los fondos de inversión, sumada a reportes de abundantes embarques de soja hacia China y a la presión de los productores estadounidenses, que retienen la mercadería en procura de mejores valores, sostuvieron las cotizaciones de los granos. Para los operadores, entonces, la posibilidad de que la demanda acelere sus pedidos en un mercado que les puede proveer granos baratos y fletes muy inferiores a los vigentes tres meses atrás comienza a ser cada vez más concreta.

Es cierto que esa posibilidad aún deberá cristalizarse en hechos concretos, pero, al menos para los negocios de ayer, esa sola posibilidad fue suficiente para evadir un seguro cierre negativo.

Las pizarras de la Bolsa de Chicago mostraron alzas de US$ 1,11 y 1,66 sobre los contratos noviembre y enero de la soja, cuyos ajustes resultaron de US$ 341,08 y 344,48 por tonelada. La mejora de la oleaginosa contrastó con la caída del petróleo, que quedó con un valor de 63,91 dólares por barril respecto de los 67,81 dólares.

Tras el cierre de los mercados, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, en sus siglas en inglés) informó que la cosecha de soja estadounidense progresó al 86% del área apta, contra el 76% de la semana pasada; el 90% de 2007 para la misma fecha, y el 89% promedio de los últimos cinco años.

En el mercado disponible local una fábrica pagó $ 755 por tonelada de soja en San Martín, $ 5 más que el viernes pasado. En las terminales de Timbúes, Ricardone, San Lorenzo, Villa Gobernador Gálvez, General Lagos y San Jerónimo la oleaginosa se cotizó a 750 pesos, sin cambios. En su reporte diario, la Bolsa de Comercio de Rosario informó que durante la jornada se relevaron negocios por unas 5000 toneladas de soja. Cabe recordar que en rueda anterior no se concretaron operaciones.

La exportación pagó $ 740 por tonelada de soja en Bahía Blanca, $ 10 más que el viernes, y $ 730 en Necochea, $ 5 por debajo del valor vigente en la rueda anterior. La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos (Sagpya) indicó que el FAS teórico de la soja resultó de $ 800 por tonelada.

En el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba) las posiciones noviembre y mayo de la soja perdieron US$ 2,20 y 0,50, mientras que sus ajustes fueron de US$ 229,50 y 226 por tonelada.

Maíz y trigo
El maíz también logró cerrar la rueda de negocios de la Bolsa de Chicago, con signo positivo. Los contratos diciembre y marzo subieron US$ 0,59 y concluyeron la jornada con ajustes de US$ 158,65 y 165,64 por tonelada.

En su reporte semanal, el USDA indicó que la cosecha estadounidense del maíz avanzó al 55% del área apta, contra el 39% del informe anterior; el 83% de 2007 para la misma fecha, y el 79%promedio de las últimas cinco campañas. El atraso que registran las tareas de recolección podría sostener las cotizaciones del grano grueso en las próximas ruedas.

En el nivel local, los exportadores pagaron $ 320 por tonelada de

Temas en esta nota

    Cargando...