Por la crisis, expertos ven venir mayor intervención en el agro

En Tandil, especialistas de Aacrea trataron los problemas que se avecinan, como falta de crédito y caída de los márgenes. Aconsejan invertir sólo en elevar la productividad.

Por
05deNoviembrede2008a las07:10

La crisis financiera y las actitudes que viene mostrando el Gobierno respecto de los sectores agropecuarios configuran un complejo panorama para el sector, signado por los riesgos de mayores intervenciones estatales, precios bajos y falta de crédito. Esas fueron algunas de las conclusiones de lo expuesto durante el Décimo Seminario de Comercialización de Granos organizado por el movimiento CREA, que tuvo lugar en el Auditorio de la Universidad Nacional de Tandil.

“Hay que prepararse para una crisis que va durar mucho tiempo”, y los empresarios deberán prepararse para operar en un tiempo largo de incertidumbre, dijo el economista Raúl Fuentes Rossi. En tal sentido, el analista pronosticó que el matrimonio gobernante orientará su acción para “vivir con lo nuestro” en un contexto de inestabilidad.

El Gobierno tendrá fundamentos renovados para su incrementar sus medidas intervencionistas, incluso con “ruptura de principios históricos”, dijo Fuentes Rossi. Para el especialista en comercialización de granos de CREA Sebastián Gavaldá, las trabas a la exportación que el Ejecutivo operó a través de la Oncca provocaron que el Estado dejara de recaudar, sólo en soja, u$s 2.500 millones en concepto de retenciones, a lo que hay que sumarle lo que se dejó de percibir por los demás granos, carne y leche.

Ahora, se generará el campo propicio para “fuertes distorsiones en los mercados y el Estado estará ausente para defender al sector agropecuario de la crisis internacional”, dijo Fuentes Rossi, pero seguirá exigiéndole recursos, con alta presión fiscal. En tanto, la situación macro acarreará varias otras cuestiones complicadas. Por un lado, el crédito será escaso y costoso, con lo que habrá que evitar el endeudamiento en dólares o en pesos a tasa flotante, o tomar créditos por montos muy acotados, aconsejó Fuentes Rossi.

A la vez, aparece un riesgo potencial de cobranza a futuro, proveniente de empresas muy apalancadas con crédito, por lo que habrá que evitar que otros se endeuden con uno.

Por otro lado, habrá que que “hacer sintonía fina” y corregir todos los costos agregados en períodos de mayor rentabilidad. Por otro lado, la crisis afectará el nivel de demanda local, y se prevén bajos precios de los productos por los efectos negativos de la crisis en China, Brasil y México, entre otros. Por su alta inserción en el mundo, las economías de los dos últimos se resentirán, lo que se traducirá en menores compras a la Argentina, pronosticó el analista.

En tanto, se prevén menores márgenes agrícolas y los resultados económicos estarán muy afectados por la localización de la empresa, el tipo de producción y la productividad. En tal sentido, las inversiones que se hagan deberán estar destinadas únicamente a aumentar la productividad, es decir, a producir más con menos.

Por su parte, Ricardo Negri, del área de Investigación y Desarrollo de CREA, dijo que el dólar competitivo para el campo “es un mito”, porque con las actuales retenciones “la capacidad de compra de insumos de nuestros ingresos en dólares está peor que en la Convertibilidad”.

Temas en esta nota

    Cargando...