En un mercado parado, Redrado se anotó un round: el dólar bajó cinco centavos en un día hasta $ 3,33

Siguen las inspecciones y los llamados de Moreno. El volumen de negocios se redujo a un mínimo. Y el BCRA se da el lujo hasta de comprar divisas para recuperar parte de las reservas vendidas.

Por
06deNoviembrede2008a las07:47

El dólar bajó cinco centavos, a $3,29 para la compra y $3,33 para la venta en las pizarras de la city porteña. Y todo indica que en la pulseada por el tipo de cambio el Banco Central (BCRA) está en este momento llevando la delantera. Tanto que ayer la entidad que preside Martín Redrado se dio el lujo incluso de comprar dólares.

Desde que las autoridades comenzaron a aplicar la “metodología Moreno” para contener la demanda de dólares, el billete descendió más de siete centavos. Con inspectores de la AFIP, el BCRA, y la Comisión Nacional de Valores (CNV) en bancos, casas de cambio y sociedades de Bolsa pocos se animan por estos días a operar. Acciones, bonos y dólar, en todos los mercados el volumen de operaciones se redujo a su mínima expresión. En el MAE, donde operan los bancos, ayer se registró un volumen en cambios de apenas u$s 232,7 millones, contra un promedio en octubre de casi u$s 500 millones diarios. En la city, estimaron que el BCRA habría adquirido un total de u$s 150 millones, aunque luego desde la entidad señalaron que su intervención había arrojado un saldo neutro.

“No se puede hacer nada”, se quejaba un experimentado operador de un banco nacional. “No puedo si quiera operar ON (obligaciones negociables) para un cliente que quiere comprar papeles por sólo u$s 20.000. Con las nuevas normas, para liquidar operaciones con bancos del exterior les tengo que exigir que me muestren antes los saldos de sus cuentas, para corroborar si tenían los títulos en cartera por 72 horas como pide el BCRA. Y eso no lo hace nadie. Los bancos de afuera se nos ríen en la cara. El mercado está parado, y el único que existe es el BCRA que además por abajo te dice que no operes”, ilustraba.

En el Central, sin embargo, se muestran satisfechos con las restricciones implementadas para el negocio de contado con liquidación –operatoria mediante el cual un inversor se hace de dólares en el exterior comprando bonos en la plaza local y liquidándolos afuera–: “La medida es un antifebril muy útil para estabilizar la demanda de dinero, que es lo que más nos preocupa. Está claro que no cambia la tendencia de fondo, pero antes la gente percibía que comprando dólares se hacía de un porcentaje muy grande y ahora ya no tanto”, explicaron. En los bancos con grandes redes de sucursales reconocen, de hecho, que la venta de billetes al público minorista descendió entre el martes y miércoles en más de un 50%.

Con todo, los operadores insisten con que la estrategia sólo tendría impacto en el corto plazo. “Ahora están todos asustados, pero en poco tiempo el mercado siempre le encuentra la vuelta. Esto ya lo vivimos antes”, aseveraba el jefe de la mesa de un banco de primera línea. En el mercado informal, el dólar billete podía conseguirse ayer a $ 3,38, siete centavos por encima de lo que valía la divisa en el circuito mayorista, mientras que el tipo de cambio que surge del contado con liquidación se ubicaba en torno a los $ 3,70.

“No hay compradores de dólares pero sólo porque no dejan operar. En la práctica, casi no se puede venderle divisas a las personas jurídicas”, apuntó otro operador. Según señalaron, varias empresas estarían pidiéndoles a los bancos que justifiquen por escrito por qué no les venden dólares, responsabilizándolos a su vez de cualquier problema comercial que pudieran tener como consecuencia.

Por Florencia Donovan.

Temas en esta nota

    Cargando...