Entre el informe de empleo y los anuncios de Obama, Wall Street busca hacer pie de nuevo

Nueva York vio una profunda caída ante la posibilidad de que los balances lleguen aún peor a lo previsto. Le espera un día difícil al mercado local, que ayer no operó.

Por
07deNoviembrede2008a las12:08

Dicen que entre las numerosas pasiones a las que se ve sometió el espíritu humano, la más difícil de domar es el pesimismo. El problema es que son los mismos pesimistas quienes lo postulan, con lo cual, el círculo es, sí o sí, de un pesimismo recargado. Y es que por estas horas, en Wall Street (o lo que quedó de ese mercado), si encuentran alguien que quiera comprar acciones, bueno, lo ponen horizontal sobre una camilla para someterlo a estudios psiquiátricos. El Dow volvió a perder terreno ayer y, como ocurre en estos casos, preanuncia un recorte importante hoy para la apertura de operaciones en el mercado local.

Con un día más de descanso por celebrarse ayer el día del bancario, los jugadores de la city porteña deberán ponerse a punto para los valores que vendrán non-stop de Nueva York. Y si bien el Banco Nación ha hecho de las suyas en los últimos días, seguramente tendrá más trabajo que de costumbre para evitar que semejante poda de valores no termine en un rojo a la criolla. Ayer, los principales papeles argentinos que cotizan en Nueva York tuvieron una jornada para el olvido. Fieles expositores del pesimismo criollo, los ADR´s argentinos llegaron a perder hasta 18%. Éste fue precisamente el caso de Edenor, cuyo precio en la plaza sufrió un formidable recorte que sólo fue acompañado por las acciones de Telefónica, las cuales llegaron a caer casi 20%. Después, “más moderadas” fueron las caídas de Petrobrás Energía, que perdió 9,64% y de Tenaris que lo hizo por 6%. Para los bancos, las malas noticias están a la orden. BBVA Banco Francés perdió 7,6%,; Banco Macro, 3,7% y Galicia recortó por 2,6%.

Para los inversores que siguen atentamente el desempeño de Telecom, este papel perdió 6% en contraste con la acción de Irsa que trepó 1%.

La paciencia que hay

Desde la victoria del martes del demócrata Barack Obama en las elecciones presidenciales de EE.UU., el Dow Jones ha perdido un 9,65%, lo que supone la peor caída en dos sesiones consecutivas para este índice desde octubre de 1987.

Desde su butaca montevideana, pero con la mirada puesta en los mercados centrales, Mariana Diehl se revela en la misma clave cautelosa que los inversores. La analista en mercados internacionales de Puente Hnos. señala que “ahora que ya se sabe quién será presidente en los EE.UU., los inversores han focalizado sus temores en si realmente la nueva administración podrá impedir la profundización de la recesión”.

Luego de que decepcionantes proyecciones de ganancias corporativas y pobres números en las ventas de cadenas minoristas, los temores de los que habla Diehl se materializaron ayer.

Las cifras relacionadas al mercado de trabajo no dejan de amedrentar a los inversores. La cantidad de personas que pidió el beneficio del subsidio por desempleo por primera vez bajó a 481.000 en la semana terminada el 1 de noviembre desde una cifra revisada a 485.000 en la semana anterior.

Hola, ¿está Barack?

Por segundo día consecutivo en rojo, los actores del mercado neoyorquino se manifestaron a la espera de que el presidente electo, Barack Obama, celebre hoy su primera rueda de prensa, donde está previsto que se reúna también con sus asesores económicos para hablar sobre la crisis financiera en el país.

En rigor, los analistas económicos se preguntan cuáles serán las nuevas recetas contra la crisis y especulan sobre quién será el próximo secretario del Tesoro. En los Estados Unidos, piensan que los flamantes funcionarios no pueden darse el lujo de ser pesimistas.

Para eso están los inversores.

Por Julián Guarino.

Temas en esta nota

    Cargando...