La suba de tasas preocupa al Gobierno, que seguirá con el dólar controlado esta semana

El Gobierno quiere tener el dólar bajo control hasta que se apruebe la estatización de las AFJP. Espera que bajen las tasas, pero no se descartan medidas adicionales.

10deNoviembrede2008a las07:47

En el Gobierno aseguran que la semana pasada lograron contener la suba del dólar y que paulatinamente el mercado se irá tranquilizando. Sin embargo, en los pasillos oficiales están preocupados por la disparada que mostraron las tasas en los últimos días y siguen con atención el interés que está cobrando actualmente algunos grandes bancos.

La intención oficial es mantener la presión sobre la venta de dólares (la semana pasada no se permitió comprar a los importadores) por lo menos hasta que se apruebe la ley de estatización de los fondos previsionales.

El temor en la city porteña es que tras el control cambiario ahora sea el turno de las tasas. Algunos ven detrás de esta idea la mano del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, quien sugirió en más de una oportunidad bajar el costo del crédito con medidas de carácter regulatorio.

“No va a haber un control de tasas, porque es imposible regular todas las tasas. Pero las medidas que haya que tomar para asegurar el crédito a la producción se van a tomar en su debido momento”, aseguró a El Cronista una fuente oficial.

El aumento de las tasas actúa como un escudo del sistema financiero ante el retiro de depósitos. El rendimiento que ofrecen los bancos debe ser tal que compense la devaluación esperada del tipo de cambio.

La semana pasada las tasas que pagan los bancos privados por depósitos a plazo fijo a 30 días saltó hasta el 24% anual en algunas entidades. Más aun, la tasa Badlar –por depósitos de más de un millón de pesos– llegó a ubicarse al 27%.

En el Gobierno aseguran que una vez contenido el dólar (aun mediante prácticas cambiarias poco convencionales), las tasas deberían ceder. Si no es así –señalan– habría que tomar medidas para incentivar una reducción del costo del dinero.

“Tras la decisión del Gobierno de impulsar la nacionalización del sistema privado de pensiones se profundizó la salida de capitales, totalizando u$s 3035 millones en octubre”, estimó la consultora RSH Macroeconomía. Al mismo tiempo, los depósitos a plazo fijo disminuyeron $ 2800 millones y el dinero en caja de ahorro lo hizo en $ 300 millones.

El mercado percibe que el tipo de cambio no se estabilizó sino se contuvo artificialmente con continuas presiones de la AFIP y Moreno, prohibición de adquirir divisas para pagar importaciones, etc.

La preocupación de fondo es que si las tasas continúan a niveles elevados, podría tener un impacto negativo en la economía real. Particularmente sobre el consumo y la inversión, dos variables que explican 75% del PIB de la Argentina.

Luciano Laspina, Economista Jefe del Banco Ciudad, consideró que “el mercado está buscando un nuevo equilibrio entre el dólar y la tasa. Y como el Gobierno no abastece de todos los dólares demandados, la expectativa es sobre la tasa”. Recalcó que “la tasa refleja la reducción del crédito y el riesgo devaluatorio”.

El viernes el BCRA lanzó una serie de medidas para facilitar la liquidez de los bancos. Esta asistencia por “iliquidez transitoria”, funcionará contra entregas de créditos que se calificarán previamente. Se busca calmar al público y reactivar el mercado de préstamos entre bancos donde sólo opera el Nación a tasas razonables.

Sin embargo, ninguna entidad quiere salir a pedirle prestado al BCRA porque sería visto como una señal de debilidad. Subir la tasa y retener depósitos para tener “autofondeo” sigue siendo la opción número uno. “Intentar controlar el dólar es una mala idea. Pero intentar controlar el dólar y las tasas a la vez es suicida, porque la válvula de escape será una terrible fuga de depósitos”,

Temas en esta nota

    Cargando...