La crisis le sienta bien al dólar: conserva su aura de refugio

El euro cerró en u$s 1,25 y testea mínimos en dos semanas.

Por
12deNoviembrede2008a las07:30

El dólar tocó ayer su mejor nivel en dos semanas frente a una canasta de monedas, dado que la preocupación por el deterioro de la economía global impulsó a los inversores a desprenderse de las acciones y los hizo volver a la seguridad de la divisa estadounidense.

Una liquidación en los mercados accionarios apagó el apetito de los inversores por el riesgo, elevando la demanda por el dólar. Un quiebre del rango de las últimas cotizaciones exacerbó aún más la presión vendedora sobre el euro, dijeron los analistas.

“El panorama del crecimiento global y para la mayoría de las acciones sigue siendo débil”, dijo Jessica Hoversen, analista cambiaria de MF Global en Chicago. “El dólar se está beneficiando de la disminución en el apetito de riesgo. Todavía se lo ve como un activo seguro”, agregó.

El llamado índice dólar, que mide el desempeño de la divisa frente a una canasta de seis monedas, subió un 1,4% a 87,159, después de haber ascendido a 87,268, su nivel más fuerte desde el 28 de octubre. El euro también cayó temprano a un mínimo dos semanas de u$s 1,2508 y luego terminó con una baja de un 1,6% a u$s 1,2528.

“El conductor es el panorama de una desaceleración global y, en general, el dólar lo hace un poco mejor en ese ambiente”, dijo Brian Dolan, jefe de investigación cambiaria de Forex.com. El yen subió en forma generalizada, ya que las preocupaciones sobre la desaceleración del crecimiento global mantuvieron la presión sobre las operaciones de carry trade, en las que las monedas de bajo rendimiento como la japonesa son usadas para comprar monedas de rendimiento más alto. “Con las depresivas noticias de que la economía global sigue cayendo, el dólar estadounidense y el yen suben”, dijo Andrew Busch, estratega cambiario de BMO Capital Markets.

El euro estuvo bajo presión a pesar de una lectura mejor de lo que se esperaba en un indicador clave sobre la economía alemana, golpeado por la fuerte baja del petróleo y de las acciones estadounidenses. La libra se desplomó al nivel más bajo en 12 años y tocó un mínimo histórico frente al euro por las preocupaciones de que la economía británica sufra más que el resto de la zona euro.

Temas en esta nota

    Cargando...