Fuerte baja de los insumos para el agro, aunque podrá aprovecharse poco

Hoy la urea se consigue a u$s 550 por el recorte del valor de los granos. También se abarataron los agroquímicos. Pero 70% de las compras de insumos fueron hechas entre marzo y mayo.

Por
13deNoviembrede2008a las06:59

La crisis financiera internacional que echó por tierra el precio de los commodities desde los valores récord de julio pasado logró que se redujera de manera drástica el valor de los insumos para el campo. Tanto que el fertilizante más usado por el agro recortó su precio prácticamente a la mitad en un par de meses.

Esta semana, en plena zona núcleo, cerca de la localidad de Bragado (Buenos Aires), la tonelada de urea se consigue a precio de remate: entre u$s 550 y u$s 650 toneladas, desde los más de u$s 1.000 que logró el producto a mediados de julio. Así lo informó a El Cronista el productor David Hughes, presidente de la asociación Argentrigo. En otras regiones, productores indicaron que el valor de ese fertilizante nitrogenado, que por estos días se demanda para aplicarlo al maíz, se consigue a u$s 700 la tonelada.

Desde julio, la soja bajó de u$s 610 la tonelada a los u$s 329 que cotizó ayer en Chicago, y pese a que los productores no esperaban que los insumos replicaran la envergadura y velocidad de esa baja, la merma de 60% en el precio del petróleo (desde los u$s 147 que vivió durante su techo de julio) ayudó a deprimir el valor de la urea. El gas es el principal insumo para la producción del fertilizante.

Adicionalmente, este año se sembrará cerca de un 18% menos de área de maíz y habrá un recorte de 15% en la cantidad de hectáreas sembradas con trigo. Ambos cereales son fuertes demandantes de urea. Gran parte de esa área será cubierta por soja (se estima que se sembrarán, en total, 18 millones de hectáreas de la oleaginosa), que no utiliza urea. Según especialistas, el mercado total de fertilizantes podría retraerse en total un 20%.

El Gobierno y la única productora local del fertilizante, la firma Profertil, firmaron este año un acuerdo por el cual, desde principios de septiembre, los productores podrían adquirir el producto a u$s 450 más IVA, siempre que compraran un volumen no menor a las 30 toneladas, pagadas al contado y por adelantado, en seis terminales dispuestas por la empresa.

Los agricultores denunciaron que no podían conseguir el producto bajo esas condiciones, pero dos meses después, el mercado logró lo que el acuerdo no pudo: un valor final cercano a los u$s 550.

También los agroquímicos (herbicidas y pesticidas) ya acusan recibo de la baja de los granos. Carlos Calvo, presidente de la firma de insumos agropecuarios Red Surcos, reconoció a este diario que en el caso del glifosato (herbicida para la soja que representa el 40% de las ventas de agroquímicos) el precio se contrajo 20% en un mes, hasta u$s 5,50 por litro.

Sin embargo, los especialistas estiman que el impacto será poco en el mercado. “Las compras de insumos para la campaña de soja y maíz se anticipan durante los meses de marzo, abril y mayo”, indicó Ramiro Costa, de la bolsa de Cereales. Calvo coincidió con este diagnóstico.

Pese a la baja general de sus insumos, los ruralistas mantendrán firme su reclamo por una reducción de las retenciones. El jefe de economistas de la Sociedad Rural Argentina (SRA) Ernesto Ambrosetti, indicó que “los insumos se adaptan a los commodities, pero tardan un poco, y con esta volatilidad en los mercados no se sabe cómo se van a acomodar los precios”. 

Por Julieta Camandone. 

Temas en esta nota

    Cargando...