Bonos: se puede recuperar hasta 90% con los vencimientos de corto plazo

Títulos cortos en pesos y en dólares es la consigna. Con el pago del cupón en diciembre, se recupera 50% de lo invertido. Apuestan a bonos que estén al 20% de su valor.

Por
17deNoviembrede2008a las07:29

“Inversiones para optimistas y con estómagos fuertes”, podría decir un aviso clasificado que busca a osados que quieran comprar bonos argentinos. Es que si bien los precios muestran un inminente default, quienes apuesten a que en el corto-mediano plazo la Argentina no patea el tablero, surgen un sinfín de oportunidades. Hoy los inversores dejaron de mirar los rendimientos superiores al 50%-60% anual. Ahora, se sigue de cerca qué tan rápido se recupera una inversión por los pagos de capital e intereses, o la paridad a la que están los bonos. La relación riesgo/beneficio, para los que no compran un default K, es atractiva.

De hecho, no se mira el upside. O sea, la potencial ganancia por apreciación de capital. Podría suceder, dado que caen 70% en el año, pero tampoco se descuenta como escenario posible ni mucho menos. Una forma sencilla que varios están observando en la city es calcular el repago de los bonos. Según Maxinver, tomando los flujos de pagos hasta el 31 de diciembre de 2009, se encuentra que comprando el PR11 (que tiene una vida promedio inferior al año y vence en diciembre de 2010 ) se recupera casi el 90% de la inversión. Trayendo eso en el tiempo, o sea tomando el valor presente de esos flujos (donde se aplica una tasa de descuento por el riesgo y –según el caso– la inflación) se recupera el 76% de la inversión en poco más de un año. Sea como fuere, y si se honran los pagos, es un trade ganador. Si bien el caso del PR11 es el más extremo de todos, otros títulos no dejan de ser una buena apuesta. Entre los de pesos que ajustan por CER, como el PRE9 y el PR12, el inversor recolecta aproximadamente el 50% de su inversión inicial con los pagos que realizará hasta fines de 2009. Y entre los de dólares, los Bodenes 12 y 13 tienen la misma velocidad de recupero.

También parte importante del play son la invención del ex ministro de Economía, Roberto Lavagna, durante el canje de 2005: los cupones atados al Producto Interno Bruto (PIB). Maxinver dice que para el pago de diciembre de 2008, y a la proyectada para el cupón a abonarse en 2009, el warrant en pesos (ley argentina) permitiría recuperar casi el 80% del capital invertido (o el 66% en valor presente), mientras que el emitido en dólares pero también legislación local brindaría un repago del 96% nominal (un 88% en valor presente). Más cercano en tiempo, en el caso del warrant en dólares ley Nueva York, con sólo el pago de diciembre de este año se recupera 50% de la inversión. Poco probable que se encuentre en el mundo una apuesta donde se gane la mitad de lo colocado inicialmente en un mes.

Algunos títulos también cotizan entre el 10% y 20% de cuando fueron emitidos. Por eso, otra apuesta es posicionarse en esos títulos (como el Par en pesos y PR13) por una simple razón: incluso con un default como el último (donde la quita fue de 66%), se hace negocio porque se recuperaría 34% cuando hoy valen menos que eso.

Por Leandro Gabin.

Temas en esta nota

    Cargando...