La industria reclama medidas integrales para paliar la crisis

Elogió los acuerdos sectoriales, pero pidió definiciones en temas como financiamiento y ART.

21deNoviembrede2008a las07:14

La Unión Industrial Argentina (UIA) volverá a recibir la visita de la presidenta Cristina Kirchner el martes próximo, durante su 14a. conferencia anual. "¿Le van a transmitir algún reclamo en particular?", preguntó ayer LA NACION a su presidente, Juan Carlos Lascurain. "Siempre hay algún reclamo para hacer -respondió-. Pero se lo decimos en privado."

Minutos antes, sin embargo, había dejado trascender algunos de los pedidos en los que insistirá la organización industrial. Fue durante la presentación del encuentro empresarial que se desarrollará el lunes y el martes próximos en un hotel de Pilar. Lascurain fue consultado allí sobre si, en el actual contexto de crisis, alcanzaban las medidas sectoriales que se estaban tomando con sectores tales como el automotor y el del cuero, o si, por el contrario, se requieren políticas más globales.

"Es posible que falten [medidas] a nivel general", dijo el empresario, y luego añadió: "Lo que le pasa a un sector no es gratis para los demás".

Lascurain -que estuvo acompañado por el presidente de la 14a. conferencia, Roberto Domenech, y por el jefe de la Unión Industrial bonaerense, Osvaldo Rial- destacó como hecho muy positivo que en los últimos días el Gobierno hubiera formulado anuncios destinados a favorecer a los sectores petrolero, de fabricación de motos y de biocombustibles.

Pero a la vez mencionó temas que son comunes a toda la industria y que servirían para fortalecer la competitividad del sector, especialmente de las pymes. En ese sentido, destacó la necesidad de mejorar los canales de financiamiento para la compra de bienes de capital y otros usos. "La inversión de todos estos años fue a partir del propio capital de los empresarios", dijo Lascurain.

También señaló la necesidad de "terminar de definir la ley de ART [o de accidentes y enfermedades laborales]" y el esquema de "reinversión de utilidades", en referencia a la llamada ley pyme, que permitirá desgravar parte del impuesto a las ganancias para quienes destinen un porcentaje de sus ingresos a la inversión.

Aunque los dirigentes de la UIA no los mencionaron ayer, otros reclamos que podrían reaparecer en la conferencia anual son la baja de algunas retenciones a exportaciones industriales y el pedido para que los sectores intensivos en mano de obra paguen contribuciones patronales a cuenta del IVA.

Despidos
La presentación del encuentro de la UIA sirvió, además, para que los directivos de la central empresarial fijaran su posición sobre asuntos como empleo y dólar. "No hay un volumen importante de despidos -dijo Lascurain-. Los problemas están concentrados en algunos sectores, como el automotor, cuero y frigoríficos, y los sectores que exportan a Brasil, México y Estados Unidos." Por su parte, Rial se preocupó por aclarar que la decisión de General Motors de aplicar suspensiones rotativas (con la consecuente rebaja del salario) a cambio de no despedir empleados es "un caso puntual" y que no se registran otras situaciones similares. "En algunos casos donde hay recorte de horas extras también podría interpretarse como una baja de salarios. Pero esas son decisiones que se toman a nivel empresa para hacerla viable", dijo Lascurain.

"¿Cree que el año próximo podrían volver a registrarse tasas de desempleo de dos dígitos?", le preguntó LA NACION, al término de la presentación. "Esperemos que no, aunque es medio complicado descartar algo así hoy", contestó.

Respecto del dólar, los industriales evitaron cuidadosamente mencionar alguna cifra que pudiera ser interpretada como la "cotización deseable", pero no ocultaron su interés en lograr un tipo de cambio más competitivo que el actual.

"El tema sigue estando latente. Brasil, México y Chile han aplicado deval

Temas en esta nota

    Cargando...