Bonos subieron 25% en siete días por compras oficiales y mejor clima externo

Con poco volumen, ayer ganaron 2% pero hubo alzas de 8% en bonos cortos en pesos. Analistas creen que se mantendría la recuperación si acompaña Wall Street.

Por
28deNoviembrede2008a las07:48

El mundo está lleno de expectativas. En lo financiero, los megapaquetes para contener la recesión y el último gran rescate al Citi, permitieron que los activos recuperaran valor. Acoplados al mejor clima –por lo menos en el corto plazo– los títulos públicos tuvieron su desquite. Claro, aún no se escuchan recomendaciones de inversión en la renta fija argentina más allá de operaciones de trading muy marcadas como las que hacen el Banco Central y el Nación. En un mercado reducido en términos de volumen, estos players movieron las cotizaciones de los bonos: en los últimos 7 días, en las emisiones en pesos se encuentran al Discount con un alza del 20%, el PRO11 gana 25% y el cupón PIB trepa 10,5%. En los de dólares, las apuestas corren por los Bodenes 12 y 13 con subas de hasta el 25% en siete días. El primero de los nombrados, incluso, está acaparando gran parte del volumen de las operaciones porque es precisamente uno de los más “intervenidos” por la mano gubernamental (no precisamente la invisible de la que hablaba Adam Smith).

Así y todo, en la city porteña creen que la repatriación de capitales no tendrá un impacto importante para los bonos. Por un lado, si el inversor ingresa dinero para comprar títulos públicos paga 3% sólo si conserva los bonos durante dos años. Si los vende antes de ese período, tiene que pagar 5% (2% más el 3% anterior). Si bien los títulos están, más allá de la reciente resurrección, a precios de ganga, en el mercado no creen que sea incentivo suficiente. Salvo que, como se estima, el incentivo no sea ganar por la apreciación de capital del bono o especulando a que el Gobierno los pague, sino más bien a blanquear capital. Es que los inversores que tienen su dinero en el exterior pueden comprar los bonos directamente allí (por lo cual no es necesario traer la plata), y el plazo (2 años para no tener punitorios) es mucho tiempo para una inversión financiera (más en la Argentina). “Nadie hace una estrategia en base a esto, sólo aquellos que quieren salir de la ‘negritud’”, decía un operador. La otra es que para repatriar fondos vía bonos, al inversor le sale 3% más caro por el contado con liquidación. El activo en cuestión vale más en la Argentina que en el exterior por el mecanismo de transferencia de divisas. “O sea paga un 3% por el contado con liqui y otro 3% por la repatriación que pide el Gobierno. No se cierra esta operación”, agregaba el operador.

De todas formas, los especialistas dicen que la medida del Gobierno (recaudatoria al fin) va por el sentido correcto: dar todas las señales de que quieren asegurar caja para evitar un default. Y en el mercado es tomado con beneplácito si bien no confían demasiado en el resultado final. De los u$s 150.000 millones que hay en el extranjero, dicen analistas, el Gobierno saldría victorioso si vuelven u$s 10.000 millones.

Según avizoran desde la mesa de una tradicional sociedad de bolsa, el mecanismo de entrada bien podría ser vía los títulos más líquidos de corto plazo. En ese orden, Boden 12 (que vence en agosto de 2012) rinde 50% en dólares. Los brokers de EE.UU., como Bulltick Capital Markets, explican el negocio: el precio en Nueva York ronda los u$s 25 y va a pagar casi u$s 14 hasta agosto del año que viene. Entre los nominado en dólares también se habla del Bodenes 15 y 13.

“Más aportes a los bonos pueden seguir fortaleciéndolos. Hemos visto a los precios más abajo y no creo que esté dada la situación para que recorten otra vez, pero esta remontada está atada a lo que sucede en el exterior”, indicó Rodolfo Acosta, analista de Arpenta. 

Por Leandro Gabin.

Temas en esta nota

    Cargando...