El paquete anticrisis dejará a Cristina $ 8000 millones extra durante 2009

El Gobierno busca hacer caja de cara al año próximo, a costa de restar recursos al sector privado. Se estima que tendrá $ 21.000 millones adicionales en 2009.

Por
28deNoviembrede2008a las07:50

De cara a un 2009 que luce como el año más complicado en materia económica durante el último quinquenio, el Gobierno tiene como prioridad cuidar la caja fiscal. La estatización de las AFJP le dejará jugosos ingresos, pero también el paquete anticrisis que anunció esta semana la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Ayer circularon por el mercado las primeras estimaciones privadas sobre el impacto fiscal de la moratoria impositiva, la repatriación de capitales y el blanqueo laboral propuesto. Los consultores coinciden en que el Gobierno podría sumar a la recaudación fiscal de 2009 alrededor de $ 8000 millones.

Estos recursos quitarán financiamiento al sector privado, que solo podrá recurrir a la ANSeS en fuca de fondos.

El dato no es menor si se tiene en cuenta que la eliminación de las AFJP ya le asegura otros $ 13.000 millones. En total, cerca de $ 21.000 millones en un año signado por las elecciones legislativas, que en oficialismo evalúan como un plebiscito a la gestión de Cristina Kirchner.

El grueso de los fondos adiciones que aportaría a las arcas públicas el paquete anticrisis llegará de la amplia moratoria impositiva y previsional, que desde la propia Casa Rosada califican como “la mayor en la historia argentina”. Incluye todo tipo de impuestos y abarca tanto a particulares como empresas de diversa envergadura.

Los antecedentes más cercanos sobre otras moratorias en la Argentina (ver página 5) –como el caso de 1996 y 2000– revelan que durante el primer año se incrementa la recaudación entre 1,5% y 2%. De continuar esta tendencia, en 2009 habría $ 6000 millones adicionales.

Otros $ 1000 millones podría aportar la repatriación de capitales, bajo un supuesto moderado de que ingresen alrededor del 7% de los u$s 130.000 millones que hoy están en el exterior. Y que el Gobierno cobre, en promedio, un 4% por esos fondos. Finalmente, habría $ 1000 millones más por el blanqueo laboral también lanzado esta semana.

“La experiencia de las últimas moratorias que se realizaron muestra que en un primer momento se inscribe una gran cantidad de personas y empresas, lo que hace incrementar los ingresos fiscales rápidamente. Luego, este impulso se diluye un poco con el correr del tiempo”, comentó Marina Dal Pogetto, socia del Estudio Bein.

Claro que este efecto inicial beneficioso para la caja del Gobierno genera conlleva también una señal negativa para el mediano y largo plazo. Sobre todo cuando los particulares y empresas asimilan la posibilidad de una moratoria cada tanto, lo que en muchos casos incentiva a evadir impuestos hasta que se reabra esta chance.

Hernán Hirsch, economista del estudio RSH Macroeconomía, consideró que el perdón fiscal no tendrá un impacto significativo. “No creemos que esto genere un boom. Sobre todo porque esta moratoria y el blanqueo de capitales se abren en un momento de desconfianza a nivel país y economía mundial”, dijo.

La moratoria que impulsa el Gobierno –y será tratada por el Congreso– incluye todas las deudas por obligaciones tributarias y de la seguridad social hasta el 31 de diciembre del año pasado. Habrá 180 días para adherirse y 10 años para pagar.

Además, quienes adhieran en los dos primeros meses no pagarán 70% de los intereses y punitorios. Aquellos que lo hagan en el tercer y cuarto mes, serán condonados con el 60%, mientras que en los últimos dos meses se evitará abonar el 50%.

Por Juan Cerruti.

Temas en esta nota

    Cargando...