Recesión o depresión, los economistas disienten sobre cuánto durará la crisis

Para algunos, la recuperación de la economía de EE.UU. podría ser tan pronto como el segundo semestre del año; para otros, habrá que esperar bastante más. Coinciden en que los commodities podrían apreciarse a mediano plazo.

28deNoviembrede2008a las07:51

Se ponen de acuerdo en los métodos para salir de la actual crisis financiera internacional, y aplauden los esfuerzos de los bancos centrales para combatirla. Pero dudan, debaten y hasta disienten, cuando tienen que predecir el impacto que sentirán todas las economías del mundo tras las pérdidas históricas que se vieron en los activos durante los últimos meses. Para unos, la recuperación será cuestión de meses; para otros, una ilusión que podría demorarse muchos años. Reunidos en el marco del Foro Financiero que mensualmente organiza El Cronista, cuatro economistas locales debatieron sobre la crisis internacional y anticiparon los eventos que deberán esperarse para los próximos meses, tanto en el sistema financiero como en la economía real: Miguel Kiguel, director de la consultora Econviews; Orlando Ferreres, titular de Ferreres & Asociados; Nicolás Dujovne, economista jefe de Banco Galicia; y Rodrigo Álvarez, economista jefe de Ecolatina.

En más de una hora de debate, los analistas presagiaron buenos precios en los commodities agrícolas (ergo: buena suerte para los emergentes), elogiaron los novedosos mecanismos de intervención que implementó EE.UU. y consideraron que no habrá que esperar para la industria norteamericana “megasalvatajes” como los que se destinaron al sector financiero.

En cambio, quedaron divididos al evaluar los alcances de la recesión y los cambios que provocará la crisis en la gravitación de las distintas economías del planeta. Kiguel y Dujovne se permitieron ser más optimistas al pronosticar el final del derrumbe. Y en cambio, Ferreres y Álvarez consideraron que habrá que atenerse a un largo proceso de recuperación. “Yo creo que la crisis va a durar lo que dure la restricción del crédito. La clave es cuán rápido se recompone el canal crediticio. El consenso está más o menos en la segunda mitad del año que viene”, opinó Kiguel. El comentario dio lugar a la primera diferencia: “Las experiencias de crisis en economías desarrolladas -comentó Rodrigo Álvarez-, que han golpeado al sector financiero, hacen ver que los procesos de recuperación tardan entre dos o tres años. Por eso yo soy más pesimista. Creo que vimos muy poco del impacto en el sector real, y que todavía no se descomprimió la situación financiera, con lo cual me cuesta ver alguna recuperación antes del 2010”. Lo interrumpió Dujovne: “Pero si empezamos a contar la crisis desde julio de 2007 estamos más cerca, ¿no? Porque la contracción del crédito empieza ahí. Lo que es importante es que la batería de medidas de respuesta es muy grande comparada con otras crisis. Entonces, también la velocidad de salida puede ser distinta”. Terminó empatando Ferreres, con un pronóstico más desalentador: “Yo creo que esta crisis puede ser como la de Japón, e incluso peor: Japón cayó hasta el 7% del producto, y no salió al cabo de 6, 7 años. Esto es más o menos así. Falta ver pérdidas muy grandes de todos lo bancos. La recesión para mí va a ser más larga”, comentó.

Minutos antes, las últimas maniobras del Gobierno de Estados Unidos para resolver la crisis los habían mostrado más unidos. El salvataje a Citi fue considerado “un mecanismo creativo y novedoso” para el sistema financiero, que “evitó la caída de un banco sin grandes costos fiscales y sin una licuación masiva de los accionistas”.

Los economistas consideraron que, aún así, los reclamos del resto de los sectores debían ser atendidos de manera diferente: “El sector financiero es distinto al resto de la economía. Si desapareciera mañana, la economía no existiría. Y además, no tiene un s

Temas en esta nota

    Cargando...