Uruguay también sufre la falta de agua

Esto suma presión al agro, afectado por la crisis internacional.

Por
29deNoviembrede2008a las08:31

El agro uruguayo cayó en otra situación crítica por una sequía que afecta la producción y cae justo en tiempos de cambio de escenario externo hacia un panorama desfavorable.

En este contexto, el gobierno uruguayo expresó preocupación por la incidencia de la sequía en la producción, pero advirtió que las medidas de apoyo serán limitadas. Por su lado, las entidades gremiales rurales se reunieron de urgencia a mitad de semana y decidieron coordinar acciones para enfrentar el problema, así como plantear al gobierno reclamos comunes.

El ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Ernesto Agazzi, dijo que "en el Sur hay un déficit hídrico de entre 40 y 60% en el caso más extremo" en relación con las precipitaciones esperadas para agosto, setiembre y octubre. Señaló que las zonas más afectadas son el departamento de Colonia y el sur de Soriano, zonas limítrofes con la Argentina.

Las gremiales agropecuarias plantearon al gobierno que el sector precisa medidas de alivio tributario, como la postergación de los vencimientos fiscales, el pago en cuotas de algunos impuestos y la rebaja de las tarifas para sostener el riego. La lechería es el sector que se ha perjudicado más por el problema de sequía.

El caso fue analizado por el presidente Tabaré Vázquez y todos sus secretarios de Estado. El reporte que dio Agazzi al Consejo de Ministros consideró el impacto por subsectores. Indicó que el negocio forestal "no está siendo afectado" por la sequía y que en "la cadena hortifrutícola hay problemas en el sur del país, pero la zona norte de Salto no tiene problemas de déficit de agua".

Dos situaciones
Además, distinguió dos situaciones en la cadena agrícola. Por un lado, afirmó que "los cereales de invierno (trigo, cebada) se están cosechando y el resultado muestra muy buena calidad". Por otro lado, el funcionario indicó que "es complicada la siembra de los cultivos de verano (soja, girasol, maíz, sorgo), porque en algunos lugares los empresarios no han podido sembrar debido a que el suelo no tiene la humedad necesaria".

En tanto, explicó Agazzi, en la cadena lechera hay dos problemas: uno climático, por la oferta de pasto para los animales", y otro económico, derivado de la crisis internacional. "La cadena lechera se maneja con raciones, o sea, con suplementos al pasto, y lo que están recibiendo los lecheros, por litro de leche que les venden a los ingenios, es menor de lo que cuesta producirlo", dijo.

Sobre la cadena ganadera, el ministro Agazzi dijo: "El problema más grande está en la zona centro y sur".

Riesgos severos
Los productores ven riesgos graves para el sector. En este contexto, el vicepresidente de la Federación Rural, Miguel Bidegain, dijo que a la gremial le "preocupa la difícil situación de la lechería porque pasa el tiempo y se está arriesgando el futuro de un sector productivo que hoy está muy comprometido".

Para Agazzi, en tanto, "el gobierno va a participar para mantener la viabilidad de los agricultores familiares, porque la falta de agua afecta el crecimiento del pasto y seguramente afecta la rentabilidad de las inversiones que se apoyan en comer ese pasto", y agregó que "las medidas para mantener la viabilidad de agricultores familiares serán puntuales y no generalizadas".

Según el ministro de Ganadería, se van a "atener prioritariamente a los agricultores familiares, a los más chicos".

El agro uruguayo estaba hasta mitad de año con un crecimiento sostenido de la producción, pero el impacto de la crisis financiera internacional se vio en una menor demanda de productos.

Con el efecto de la sequía, el panorama para el sector agropecuario oriental se ha complicado más y algunos subsectores ingresaron en una fase contractiva que inquieta a los productores.

 

Temas en esta nota

    Cargando...