Brasil soporta una fuga récord de capitales en un clima recesivo

En lo que va del año, salieron u$s 42.630 millones en operaciones financieras. Expertos aseguran que la mayor economía del Mercosur está cerca de entrar en recesión.

Por
04deDiciembrede2008a las07:47

Los efectos de la crisis financiera global siguen golpeando a Brasil. En noviembre, el país sufrió la mayor fuga de divisas en casi 10 años ya que la salida de dólares superó a la entrada en u$s 7.159 millones, según informó el Banco Central.

El saldo negativo no era tan elevado desde enero de 1999, cuando la salida de dólares del país superó a la entrada en u$s 8.587 millones, como consecuencia de la decisión del gobierno de devaluar el real en plena crisis rusa.

En lo que va del año, las transacciones financieras provocaron una salida de u$s 42.630 millones. El mes pasado,

el ingreso por la cuenta comercial apenas fue de u$s 3.139 millones, en tanto que la salida por la cuenta financiera ascendió a u$s 10.298 millones.

Esta fuga de dólares se da en momentos en que los analistas del país coinciden en afirmar que la mayor economía del Mercosur puede entrar en un proceso recesivo en los próximos meses. Incluso ayer se conocieron opiniones de los economistas brasileños más prestigiosos sobre las proyecciones poco alentadoras.

La fuerte retracción de 1,7% de la producción industrial durante octubre en relación con septiembre, la retracción que evidencia el sector agropecuario por la menor zafra, la caída de las exportaciones, el mayor ingreso de productos importados, los problemas de desempleo y la significativa desaceleración del consumo y del comercio llevaron a los expertos en finanzas a advertir sobre el riesgo cada vez mas cierto de que Brasil ingrese a un proceso de recesión técnica.

también estiman que el superávit comercial seguirá cayendo y que la inversión extranjera directa se reducirá notablemente, al igual que el flujo de dinero para el mercado de capitales.

Con menos inversión directa y menor capital externo para que las empresas financien sus proyectos, uno de los motores de la economía brasileña, la creación bruta de capital fijo (que mide lo que se invierte en construcción civil y en maquinaria y equipamientos), crecerá un ritmo mucho menor en 2009, según los analistas.

Hasta las autoridades del poderoso Bndes estiman que las inversiones productivas se desacelerarán a un ritmo del 8% en los próximos meses dejando de lado las tasas de 18% con la que venían creciendo hasta ahora.

Además, 118 empresas de San Pablo se vieron obligadas en octubre a parar su producción, y solamente en el sector de autopartes la crisis obligará a un recorte de casi 8.000 puestos de trabajo hasta fin de año.

Los expertos brasileños ya se animan a estimar que el país podría sufrir tres caídas consecutivas de su Producto Interno Bruto (PIB), durante el cuarto trimestre de este año y el primero de 2009.

Un dato negativo si se concreta para la economía argentina, con varios sectores industriales y productivos estrechamente vinculados a los vaivenes del socio mayor del Mercosur.


Andrés Sanguinetti - San Pablo Enviado especial

Temas en esta nota

    Cargando...