Se cayeron las ventas de productos veterinarios

El principal rubro afectado fue el de la ganadería bovina con una baja del orden del 20% en el volumen de ventas con respecto al año 2007.

Por
10deDiciembrede2008a las17:06

La industria veterinaria argentina, que venía creciendo paulatinamente en los últimos cinco años, durante 2008 registró un freno en su actividad, principalmente en el sector de ganadería bovina, donde se produjo una baja del orden del 20% en el volumen de ventas (versus 2007) y un aumento de los plazos de pago.  

“En términos generales, notamos un parate generalizado con una mínima caída de la facturación y con pocas expectativas de aumentar las compras”, dijo hoy a Infocampo Ricardo Hayes, director ejecutivo de la Cámara Argentina de la Industria de Productos Veterinarios (Caprove).

Según Hayes, la caída en las ventas se explican por el impacto del conflicto entre el campo y el gobierno, que generó un bajo uso de productos veterinarios e inconvenientes en la distribución de los productos a nivel nacional. A esta coyuntura se le sumaron el factor climático, la crisis financiera mundial y la falta de medidas concretas de incentivo a la producción ganadera y lechera.

Además, en los últimos años la industria ha tenido que realizar importantes inversiones para adecuarse a las Buenas Prácticas de Manufactura, que, junto con el incremento de los costos operativos, insumos, acuerdos salariales y la competencia desleal, hoy encuentran al sector sobreofertado, sin crédito, con baja rentabilidad y costos en aumento.

“Estamos atravesando un duro momento un momento de mucha preocupación, en un contexto de aumentos generalizados y sin crédito”, indicó Hayes.

En este marco, el directivo dijo que las empresas agrupadas en Caprove cuentan con un plan para fomentar el crecimiento de la ganadería nacional por medio de la mejora de los estándares sanitarios y el aumento de la eficiencia productiva.

“El prorama plantea incrementar la tasa de destete en 10 puntos y disminuir las pérdidas por enfermedades reproductivas, infecciosas, carenciales y las pérdidas por parasitosis, para poder así aumentar en 4 puntos la tasa de extracción y mejorar el índice de conversión por categoría, y obtener así más terneros para cubrir la creciente demanda interna y externa”, dijo Hayes.

“Si bien aún no hemos tenido respuesta, nos hemos reunido con diferentes autoridades para avanzar sobre el tema”, puntualizó.

Temas en esta nota

    Cargando...