Tientan a ahorristas con plazos fijos atados al oro

La posibilidad de indexar depósitos a commodities existe desde 2007, pero hoy no existía oferta. También están funcionando bien los plazos fijos ligados a la marcha del dólar.

Por
11deDiciembrede2008a las07:36

En esta misma época pero en el 2007, muchos bancos habían anunciado para este año líneas de plazos fijos ajustadas a índices, como por ejemplo, commodities. La realidad es que la propuesta no tuvo éxito y los anuncios quedaron en la nada. No obstante, el actual contexto de incertidumbre vuelve a tornar rentable para el sector financiero la idea de ofrecer productos indexados a algún índice. Y es que aún con el aumento de tasas de interés, el atractivo para los ahorristas no resulta lo suficiente para que los depósitos crezcan.

En rigor, con la crisis y las perspectivas de una devaluación, muchas colocaciones a plazo en moneda local se retiraron del sistema en el mes de octubre y aún no regresaron en su totalidad. Es por eso que algunas entidades están pensando ser más agresivas a la hora de captar pequeños inversores.

Y es que todo incentivo que agregue valor a las tasas, que hoy rondan el 15% para colocaciones de menos de $ 1 millón, será clave.

Es el caso del Banco Supervielle que recientemente lanzó un nuevo plazo fijo -único hasta el momento en el mercado- que ajusta según la cotización del oro en la plaza de Londres. Y aunque es una iniciativa ambiciosa y arriesgada, debido a que la cotización del metal precioso es muy volátil, ya en una semana de vida que lleva el producto se colocaron $1 millón. En un encuentro con periodistas el gerente general del Supervielle, Gustavo Morales, aseguró que la demanda de oro en el país creció considerablemente en el último tiempo debido a la crisis financiera . “Hemos vendido 200 kilos de oro en sólo dos meses”, señaló sin disimular satisfacción por la mejora del negocio. Si bien tradicionalmente el metal precioso es refugio de los inversores frente a “tiempos violentos”, la modalidad nunca estuvo tan extendida en la Argentina como ahora. “Esta nueva opción para ahorrar en oro, da la posibilidad de hacerlo sin tener guardar el lingote en un cajón, por ejemplo”, dijo Morales.

Sin embargo, esta inversión no es para cualquier perfil de ahorrista, ya que lleva el riesgo de los cambios abruptos en el precio del metal. “Generalmente son segmentos sofisticados, pero se asegura una retribución mínima, garantizando el capital impuesto ante variación negativa del bien. Es decir, se devuelve el depósito”. Al mismo tiempo el producto puede llegar a una rentabilidad máxima del 25%. Para entrar se necesita un capital mínimo de $50.000 y el plazo mínimo es de 180 días. “Es un plazo que le es muy conveniente al banco”, reconoció el directivo sobre todo por el cortoplacismo que caracteriza hoy a las colocaciones.

Pero hay otros bancos que ofrecen en el mercado depósitos con retribución variable, aunque no commodities. El Banco Ciudad, por ejemplo, este año sacó una línea de plazos fijos ajustable a la cotización del dólar, sumado a una tasa fija del 1,5%, que según declararon en la entidad “está funcionando con mucho éxito”.

Por Dolores Ayerra.

Temas en esta nota

    Cargando...