La CRA alerta sobre "los serios problemas" en la Pampa Húmeda

El titular de Confederaciones Rurales Argentinas, Mario Llambías, consideró que la animosidad contra la pampa húmeda no debe abandonar la atención de provincias como la patagónica donde cierran campos y mil empleados pueden perder la fuente laboral.

Por
12deDiciembrede2008a las07:26

En el marco de las protestas que retomó el sector agropecuario en la Argentina, el dirigente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Mario Llambías, trazó un dramático perfil de la situación agro-ganadera en una amplia zona patagónica jaqueada por la mortandad de los vientres bovinos y en Chubut de 800 mil lanares.

“Ante la falta de reacción del gobierno, como dirigentes lo tenemos que prever ya a fines de enero estamos movilizándonos por problemas serios”, reiteró en diálogo con Noticias Argentinas.

Llambías recordó que durante todo el conflicto se pidió que funcione la República, que todos los poderes independientes trabajen y que también “se solicitó federalismo”.
“Estamos pidiendo a los legisladores respectivos (diputados y senadores) que cumplan con las dos funciones”, sintetizó.

Llambías admitió que siempre recuerda que “hay 36 senadores que dieron la posibilidad del voto positivo del vicepresidente Julio Cobos y que se debe considerarlos porque son ex presidentes, ex gobernadores, dirigentes, gente muy representativa”.

EN RIESGO. Luego de su recorrida por la zona sur del país, el titular de CRA analizó que si existe alguna enemistadad (del gobierno) con la Pampa Húmeda “¿por qué no se va en auxilio de zonas que tienen un problema serio”.

“Un dato estadístico: la mitad de las vacas de Río Negro murieron, la mitad de los vientres han muerto por la sequía, la provincia tiene 2.4 millones de cabeza en total y de cuatro millones de lanares que hay en la provincia de Chubut, se murieron 800 mil”, añadió.
Calificó la situación de esa región como “muy grave”, donde está “en riesgo no solamente la parte productiva sino una parte social -aún en Santa Cruz- en las provincias patagónicas”.

Explicó que por lo menos “mil empleados que corren riesgos sus fuentes de trabajo: hay campos que se están cerrando”.

Temas en esta nota

Seguí leyendo