Rocca revela su receta para sobrevivir a la crisis

Sentarse sobre la caja, frenar inversiones y no despedir son las claves que recomendó a las pymes. También pidió al Gobierno un dólar competitivo y planes de reactivación.

12deDiciembrede2008a las07:41

El presidente del Grupo Techint, Paolo Rocca, lideró ayer el encuentro anual con su cadena de valor y desgranó su receta para emerger de la que calificó “una crisis gradual, muy profunda y prolongada, comparable con las peores que tuvimos el siglo pasado y que va a afectar a todos los sectores y todos los países”.

Tras una jornada en la que se desmenuzaron causas y escenarios, llegó el momento de definir acciones concretas. Un joven empresario del auditorio, al frente de una pyme familiar, pidió: “Sr. Rocca, déme un consejo”. Y lo tuvo. El líder de la organización definió algunas salidas para sobrevivir a la crisis:

- Cuidar la relación con los clientes: “No se puede perder la relación directa porque ellos son la vida de una empresa”, dijo.

- Defender el cash: reducir el stock y controlar el uso de capital de trabajo, entre otras medidas. “A veces hay que postergar programas de inversión para preservar la posición financiera de la compañía; nosotros lo estamos haciendo. Y una pyme lo debe hacer de manera muy estricta”, sostuvo el ejecutivo al reconocer que “Siderar tiene una situación financiera muy apretada”.

- Proteger a la gente: es la agenda prioritaria, en particular en el caso de las empresas medianas o chicas, donde hay que apostar a defender a las personas clave para el negocio.

- Observar los precios: “Vamos a tener que sostener la competitividad de nuestros clientes y al mismo tiempo nuestra continuidad a largo plazo”, dijo.

En un marco más general, el titular de Techint recomendó:

-  Establecer políticas y acelerar medidas de reactivación y empleo, contener la carga impositiva y desgravar inversiones. “La caída del precio de las materias primas, la reducción del crédito y la caída de precios de exportación están afectando la dinámica económica de nuestro país. Pero, como el nivel de crédito en la Argentina es bajo (a diferencia de lo que sucede en Estados Unidos) la posibilidad de caer es menor. Y, al mismo tiempo, es mayor la posibilidad de impacto de las políticas gubernamentales. En ese sentido la calidad de las políticas de reactivación en la Argentina van a ser muy importantes para devolver la confianza a los consumidores y empresarios. La Argentina tiene la posibilidad de contener los efectos negativos de la crisis”, sostuvo Rocca.

- Asegurar el acceso al crédito dentro de límites razonables.

-  Contener las importaciones y el comercio desleal de Brasil y China, para defender el mercado interno. El balance comercial de manufacturas de origen industrial de Brasil y China genera un déficit para la Argentina de u$s 15.000 millones, equivalente al 25% del producto bruto industrial de la Argentina, cuando pocos años atrás sólo alcanzaba el 3%.

- Acciones coordinadas con la cadena de valor: “En una crisis la reacción inicial es buscar oportunidades de cualquier modo; importaciones más competitivas, proveedores del exterior. Pero todo esto debemos discutirlo con nuestros proveedores. Hay que mantener competitividad pero también la capacidad de sobrevivir y fortalecerlos a largo plazo.En este contexto se percibe más una posición cooperativa; no hay soluciones individuales. El reto es salir de la crisis sin achicar el sistema”, dijo.

En lo que respecta al tipo de cambio, Rocca sostuvo que en el corto plazo la competitividad depende de él, en particular en la competencia con Brasil que devaluó 40% su moneda. Según una muestra entre 100 empresas clientes y proveedores de Techint (las más representativas de cada sector), las pymes creen que su facturación van a caer en 2009 un 24%, las exportaciones un 2%, el empleo 4% y las inversiones bajarán 43%. Y necesitaban

Temas en esta nota

Seguí leyendo