Ecuador declaró el default de su deuda externa "por ser ilegítima"

El cese involucra US$ 3.800 millones de la deuda total de US$ 10.000 millones.

Por
13deDiciembrede2008a las08:11

El gobierno de Ecuador anunció ayer que no pagará los intereses de un bono de su deuda externa que vencían el lunes y presentará "en los próximos días" a los acreedores un "plan de reestructuración de pagos" que "busque una salida rápida a este tema", explicó el presidente Rafael Correa desde la ciudad de Guayaquil. Así, se adelantó un día hábil a la decisión que se esperaba ansiosamente para el lunes y que, como adelantó ayer Clarín, sugería que se iría a una moratoria.

La misma ministra de Economía ecuatoriana, María Viteri, había dicho el jueves en Washington -donde viajó a explicar la posición del país a legisladores norteamericanos --como hicieron otros ministros y funcionarios por varios países sudamericanos-- que podría haber un "default responsable".

El gobierno hizo suya la conclusión de una auditoría de economistas y juristas internacionales que dijeron que al menos 39% de la deuda pública (de US$ 13 mil millones, de los cuales 10 mil son deuda externa), los llamados Bonos Global, es "ilegal, ilegítima y corrupta", como señaló Correa cuando recibió el informe el mes pasado. Se trata de US$ 3.800 millones, 39% de las obligaciones.

El lunes vencían US$ 30,6 millones del bono global 2012, primera cuota de la parte denunciada. Luego de analizar el tema jurídicamente con un estudio de abogados en Nueva York y políticamente en el seno del gobierno -donde priman los economistas- y con gobiernos aliados, Correa decidió asumir el costo del no pago y forzar a refinanciar la deuda, donde seguramente buscará una fuerte quita.

En rueda de prensa, el presidente dijo: "Di la orden de que no se paguen esos bonos. No se seguirá pagando esa deuda externa''. Luego afirmó que asumirá "todas las responsabilidades que esa decisión implica", en alusión a acciones legales que harían los bonistas.

"Presentaremos, en los próximos días, un plan de reestructuración para en vez de ir a complicados, engorrosos y tal vez dolorosos litigiosos, se busque una salida rápida al tema'', añadió. Además se solicitará apoyo a Naciones Unidas y al Tribunal de la Haya.

El analista Ramiro Crespo, de Analytica Securites, dijo a la agencia de noticias estadounidense Associtated Press que de inmediato Ecuador, como país, debe esperar "el cierre de las líneas de crédito en los mercados internacionales, de las líneas de créditos para la banca y personas naturales y jurídicas y acciones de los acreedores ,como un embargo. Es de esperarse que en este tiempo Ecuador haya puesto a buen recaudo sus cuentas en el exterior''.

En rigor, hoy casi no hay línea de créditos para nadie pues la crisis global cerró todos los grifos de las finanzas mundiales. Quizá ese tema influyó en la decisión de Correa, como otra consecuencia de la crisis: la baja de precios en productos de exportación claves para el país andino como petróleo, banano o camarón.

En Wall Street (donde por la moratoria de Quito bajaron los bonos latinoamericanos, ver Pág. 38) repudiaron a Correa. Pero los parlamentos Andino y Latinoamericano, lo aplaudieron.

 

Temas en esta nota

Seguí leyendo