Fuerte reclamo de Estados Unidos por tarifas, bonistas y empresas

Menciona la deuda impaga, la presión a las compañías y el atraso tarifario.

Por
16deDiciembrede2008a las07:26

El Departamento de Estado dio a conocer ayer un informe sobre la situación en la Argentina, cuyo capítulo económico plantea duras advertencias.

Si bien el informe fue redactado por una mano diplomática, el Departamento de Estado deja en claro que si el gobierno de Cristina Kirchner quiere mejorar el clima de inversiones debe solucionar el problema de los bonistas que quedaron fuera del canje y el de las empresas extranjeras que presentaron demandas en contra de nuestro país ante el CIADI (Centro de Abritajes de Disputas sobre Inversiones) del Banco Mundial.

Más aún, citando una "amplia gama de economistas", la diplomacia estadounidense advierte que para mantener un nivel de crecimiento económico alto, Argentina enfrenta una serie de desafíos, "incluyendo problemas de capacidad, la necesidad de inversiones nuevas sustantivas en infraestructura primaria, y potenciales déficit de energía y al hecho que el gobierno ha mantenido los precios de la energía por debajo de los niveles internacionales.

"El Departamento de Estado advierte también sobre "la inflación (de 8,5% en el 2007 según las estadísticas oficiales), pero que los analistas independientes calculan que es mucho más alta) y cuestiona las políticas heterodoxas empleadas para contener la inflación.

A nivel de la "heterodoxia" del gobierno , el informe advierte específicamente sobre "presiones sobre el sector privado para limitar los aumentos de precios de alguno bienes de consumo, la postergación en la negociación de las tarifas de los servicios públicos, los impuestos a las exportaciones y la prohibición de exportaciones".

De hecho, recientemente se postergó la revisión tarifaria de Edelap, Edesur y Edenor (ver aparte). El informe recuerda además que "las recientes turbulencias financieras internacionales y la rápida caída de los precios de la commodities amenaza la habilidad de Argentina para continuar su rápida crecimiento económico".

Y añde: "La política de tipos de cambio de Argentina es de flotación administrada y el presupuesto del ano 2009 prevé un cambio a 3,19", dice el informe que en seguida agrega que para los analistas de mercado "el peso esta subvaluado. Esto combinado con precios de la commodities históricamente altos, ayudaron a aumentar los volúmenes de las exportaciones y los valores a niveles records, lo que condujo un superávit comercia en el 2007 de 11.200 millones de dólares. El comercio internacional fue aproximadamente el 39% del PBI", dice el informe.

Allí se dice que "se espera que la reducción en los precios de las commodities que reducirán el nivel del superávit en el mediano plazo".

El informe señala uqe hay aproximadamente 500 compañías estadounidenses operando en la Argentina y empleando un total de 155.000 personas. "Las inversiones estadounidenses están concentradas en los sectores manufactureros, financiero y de la informática", apunta el texto.

También señala que "la deuda que la Argentina le sigue debiendo a los acreedores internacionales y el gran número de arbitrajes presentados por compañías extranjeras son heredados de la crisis económica del 2001/2002 que todavía no han sido resueltos y que tiene un impacto adverso sobre el clima de inversión de Argentina".

La diplomacia estadounidense establece que la deuda impaga "incluye más de US$ 20.000 millones que reclaman los bonistas internacionales y de 7.000 a 8.000 millones de dólares que se les debe a los acreedores oficiales". Y se queja de anuncios no instrumentados.

Por Ana Baron.

Temas en esta nota

Seguí leyendo