Daño colateral: bonos locales caen más de 7% por default ecuatoriano

Son los tres países de América latina que están peor catalogados por los inversores. Podría haber terminado la recuperación de las últimas semanas.

Por
16deDiciembrede2008a las07:31

“Pertenecer tiene sus privilegios”, dice un afamado slogan de una tarjeta de crédito. Para la Argentina, “pertenecer” es más una condena que un privilegio: en términos de mercados, los operadores del exterior sitúan al país entre el “triste trío” que tiene además a Venezuela y Ecuador. Como éste último hizo ayer un default político por unos míseros u$s 30 millones que vencían, el mundo financiero volvió a intranquilizarse. No con la región, sino con el “trío”. La consecuencia, para la Argentina, fue un derrumbe superior al 7% en los títulos públicos como el caso del Boden 12. Hasta la semana pasada, el “bono del pueblo” (calificativo que le dio un conocido operador por ser el que entregaron a los damnificados tras el corralito financiero de 2001) era la “perlita” en materia de renta fija.

“Argentina sufre por lo de Ecuador, pero también por el plan ‘sin fondos’ de CFK con respecto a la obra pública. No queda claro cómo financian eso (desde aquí da la sensación que se gastaron los morlacos de las AFJP varias veces ya). Aparte, los Boden 12 –que habían subido algo porque el gobierno está comprando a escondidas– si dejan de hacerlo terminan cayendo. En fin, puro ruido”, decía un escéptico economista argentino desde Nueva York.

El Credit Default Swap –seguro contra incumplimiento de pagos– a 5 años de Ecuador es el más oneroso (6.065 puntos), seguido por el de Argentina (3.823 unidades) y escoltado por Venezuela (2.750 puntos). Estos tres países, dicen, están altamente correlacionados. “El aumento del riesgo no se va a esparcir a todos los emergentes, pero sí al ‘trío terrible’ de América latina. Es que el default de Ecuador trae más preguntas con esta clase de países, y hay que estar atentos a los ejemplos que puede tener Cristina Kirchner”, señaló Enrique Álvarez, directo de IDEAglobal desde Nueva York. “El incumplimiento de Ecuador le adiciona riesgos a la Argentina y Venezuela, lo que se manifiesta en spreads más altos”, agrega. De todas formas, Álvarez indica que “los bonos externos de la Argentina no pueden caer mucho más porque de por sí están a precios de default”. ¿Consuelo de tontos?

Desde la city porteña, el diagnóstico es el mismo. Rodolfo Acosta, analista de Arpenta, afirmó que “ayer la caída fue muy virulenta y de importante calibre”. “El mercado era vendedor, empujado tanto por los locales como los extranjeros”, añadió. Los especialistas creen que en el corto plazo, las presiones de venta de los fondos del exterior con respecto a estos tres países pueden traer como consecuencia más caídas. En el caso local, seguramente cortar la recuperación que traían los títulos en las últimas semanas. En parte, además, el mercado estará observando el jueves el PIB argentino del tercer trimestre donde varios bancos de EE.UU. (como Credit Suisse recientemente) salieron a pronosticar un crecimiento de 1,5% (desde un viejo guarismo de 2,5%) para 2009, en línea con la mayoría de las estimaciones de Wall Street.

Por Leandro Gabin.

Temas en esta nota

Seguí leyendo