De Angeli pide otro "gran acto"

Los ánimos quedaron encendidos para un "gran acto" del campo.

Por
20deDiciembrede2008a las08:22

No se le fijó fecha, pero todo indica que el sector agropecuario calienta los motores y echará a andar una movilización en febrero si hasta entonces no aparecen medidas muy concretas del Gobierno, que respondan a sus demandas de solución a múltiples problemas.

"Que se fije lugar y día", dejó como moción para ser elevada a la Comisión de Enlace nacional un tambero que habló durante una asamblea de productores que se realizó en las instalaciones de la Sociedad Rural de Villa María, convocada por las filiales cordobesas de Federación Agraria (FAA), Confederaciones Rurales (CRA), Sociedad Rural Argentina y Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Coninagro).

La reunión había sido convocada para analizar principalmente la crisis de la lechería. Pero junto a las aflicciones por la situación de los tambos afloraron otras que recorren prácticamente todas las producciones.

Los lecheros se salen de la vaina por exteriorizar su bronca. Una señora integrante del corte de ruta de Chazón, una localidad cercana a Villa María, les hizo notar a los dirigentes que los tiempos apremian: "Porque mientras el Gobierno va por la autopista, nosotros andamos por el camino de tierra".

Creciente malestar
Los productores de leche están con la espada de Damocles sobre su cabeza, respecto del precio, y por eso su apuro. Los agricultores todavía andan enfrascados en la siembra. El dirigente Alfredo De Angeli, de FAA, propuso un gran acto en el que estén los productores agropecuarios de todos los rubros, las fábricas de maquinarias agrícolas, otras industrias, la construcción, los transportistas y, en general, las actividades del interior.

La lechería parece estar encorsetada. No hay manera de obligar a la industria láctea a cumplir el precio de $ 1, prometido por el Gobierno. Quienes firmaron ese convenio fueron blanco de una durísima condena. Ricardo de Pino, de la Cámara de Productores de Leche de Entre Ríos, no caviló en sostener que "traicionaron" al sector. "¿A quiénes alude?", preguntó LA NACION. "A Juan Melchor Trossero, Roberto Socin y Ricardo Garnero", respondió.

La asamblea puso en evidencia una idea que ha calado hondo en el campo: que en 2009 debe hacer sentir su peso electoral. "Hablemos entre nosotros, con los amigos, con los vecinos, para elegir a los que sean del campo o los apoyen", propuso Marco Giraudo, de Coninagro. "Tiene que haber un bloque agropecuario", agregó De Angeli. Daniel Pelegrina, de la SRA, hasta recomendó tener fiscales en las mesas para que no les roben los votos. Ricardo Osella, de CRA, resumió: "No nos vamos a arrodillar para que nos degüellen. Si nos degüellan, será de pie".

 

Temas en esta nota

Seguí leyendo