Las automotrices pidieron una tregua

Las terminales quieren que Smata les garantice 6 meses sin conflictos; calculan que en 2009 se venderán 100.000 autos menos.

23deDiciembrede2008a las07:31

Las automotrices radicadas en la Argentina pretenden negociar con los sindicatos del sector una tregua por seis meses para garantizar "la paz social" y permitir el sostenimiento de la industria en un contexto de caída de la producción.

La posición fue revelada ayer por el presidente de Renault Argentina, Dominique Maciet, que a su vez encabeza la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa). "Para el año próximo hay que pedir una pausa durante el primer semestre en términos de negociación con nuestros sindicatos. Es una medida importantísima cuando uno no está en un mercado predecible", dijo el ejecutivo a la prensa.

La nueva paritaria con el sindicato de mecánicos (Smata) debería comenzar el 1° de enero, pero la intención de los empresarios es posponerla.

Aunque habló como presidente de Renault (fue durante la presentación del Symbol, el nuevo modelo fabricado en la planta de Santa Isabel, Córdoba), Maciet dijo que esta posición era compartida por las otras nueve terminales radicadas en el país. Evitó responder si para asegurarse seis meses de "pausa o tregua" las automotrices estaban dispuestas a garantizar que no habría más suspensiones, pero reconoció que ya se habían iniciado contactos "formales e informales" con los representantes de Smata, tanto en el nivel nacional como en el provincial. "Hay voluntad de diálogo del gremio", fue su único comentario sobre el contenido de esas reuniones.

Con más de 4000 trabajadores afectados en forma directa, las automotrices encabezan el ranking de suspensiones y despidos dentro de la industria nacional. El caso más conflictivo es el de General Motors, que enfrenta medidas de fuerza de los trabajadores que se niegan a aceptar la separación de 160 empleados de su planta de Alvear, Santa Fe.

"Lo que nosotros queremos es sentarnos a discutir ?confirmó Ricardo Pignanelli, secretario gremial de Smata?. Consideramos que se debe analizar en forma trimestral o cuatrimestral la evolución de los salarios."

Optimista con el plan
Al analizar el mercado interno, el presidente de Adefa anticipó que probablemente este año cierre con un nivel cercano a las 590.000 unidades 0 km (contó allí los particulares y los livianos, pero no los pesados), por debajo de las previsiones iniciales en las que se superaba ampliamente la barrera de los 600.000 autos.

Para el año próximo, Maciet prevé que se venderán entre 450.000 y 500.000 autos, lo que representará una caída cercana al 20%. En ese cálculo incluye al menos 100.000 vehículos comercializados según las facilidades contempladas en el plan del Gobierno para incentivar la venta financiada de autos 0 km.

"Hoy hablamos de 100.000 autos. Si el plan, como pensamos nosotros, tiene éxito, ya se habló de expandirlo", reveló Maciet. Igualmente, indicó que para reactivar la industria aún se necesitaban otras medidas, como la posibilidad de cancelar impuestos con los saldos del IVA técnico.

El directivo dijo que en Adefa no había aún estimaciones sobre el nivel de producción que tendría la industria en 2009, aunque adelantó que se esperaba que las exportaciones cayeran aún más que el mercado interno. Sí dijo que Renault esperaba producir unos 65.000 vehículos, aproximadamente 5000 autos menos que los que saldrán de su fábrica cordobesa este año.

El recorte alcanzará incluso al auto que fue presentado ayer y que comenzará a ser comercializado en febrero con una gama de precios que se extenderá entre los 48.000 y los 60.000 pesos según la versión. Originalmente se había planificado que se producirían 30.000 unidades anuales del Symbol, pero ayer Maciet reconoció que hoy bajaron esas previsiones a 20.000, principalmente por la caída del mercado mexicano.

El director genera

Temas en esta nota

Seguí leyendo