La bolsa local se quedó sin la ‘suba del Pan Dulce’

El Merval perdió casi 0,7%, prácticamente sin inversores. Wall Street no le dio cabida al buen humor navideño. La ANSeS tampoco hizo nada por levantar los ánimos.

Por
24deDiciembrede2008a las07:31

Dicen que las cosas pequeñas no son importantes. Sin embargo, su ausencia o presencia puede cambiarlo todo. Para obsesivos de la astrología, el año parece haber terminado antes y sin la tradicional “suba del Pan Dulce” (un verdadero monstruo sin cabeza que propone una suba irracional de los precios de acciones bajo influjos astronómicos). Esto, si se respetan los calendarios...

Sin embargo, hay quienes dicen que el rally navideño pasó por la bolsa sin decir presente y que se fue sin decir adiós. En la city hay consenso que el arrebatador zarpazo accionario que dio la tripulación del S.S. Boudou, tuvo sintonía fina con lo que algunos esperaban de estas fechas. Las compras de la ANSeS hicieron subir los precios más de 40% pero desde hace 3 ruedas no se han visto operaciones de los Boudou-boys. Ayer, el Merval perdió 0,7% y acumula en el año un rojo de 52%. Lo que queda del año es poco y que habrá que limitarse a ver cómo muere entre bajo volumen, apatía, cansancio, volatilidad, miedo, cautela, incertidumbre, menguante expectativa, depresión, insomnio, origami y algo de paciencia. En la vasta soledad que era ayer la bolsa, sólo algunos calentaban los rezagados sillones de otro siglo. Un inversor se quejó: “el mercado está muy chico, el bajo volumen puede ser peligroso para alguien que no tenga mucho dinero en juego y me parece mejor esperar a ver cómo siguen cayendo los precios antes de entrar”.

Ayer se operaron $ 14 millones. Producto de la borgeana ausencia de los inversores –y de la Anses– sólo ameritan el comentario los $ 5 millones de Tenaris, que cerró con una suba de 0,29% y algo de Petrobras Brasil, que cerró con una caída de 2,59%. “Casi no quedaron operadores en la plaza, muchos ya se fueron de vacaciones”, dijo un operador. Otro broker prefirió subrayar lo “sostenido” de los precios.

Para los títulos públicos hubo perdón. Los bonos soberanos afianzaron su trayectoria alcista, y sumaron ya cinco ruedas consecutivas de algunas subas importantes. Según señalaron en la plaza, “se vieron compras selectivas, aunque de bajo monto, que apuntaron a los bonos más líquidos”. Bonos como el Discount y el Boden 2012 ganaron 2,12% y 2,34% respectivamente.

Por Julián Guarino.

Temas en esta nota

Seguí leyendo