La economía ya crece a la mitad que a comienzos de este año

La crisis financiera internacional, los repetidos conflictos con el agro y la estatización de las AFJP golpearon el ritmo de crecimiento de la economía.

Por
24deDiciembrede2008a las07:34

Nuevos datos confirman que el aterrizaje de la economía argentina será menos “suave” de lo previsto. Ayer se conoció la primera cifra oficial correspondiente al tercer y último trimestre del año, que dejó inquietos a varios funcionarios y analistas privados.

Según informó el Indec, en octubre el Estimador Mensual de la Actividad Económica (EMAE) creció 5,2% en relación al mismo periodo del año pasado. La cifra representa prácticamente la mitad del ritmo de incremento que mostraba la economía a principios de 2008. Sin ir más lejos, en enero último se expandió al 9,9%.

Para encontrar una cifra inferior al 5,2% de octubre habría que remontarse cinco años atrás, a fines de 2003. En relación al mes previo la variación fue levemente positiva: 0,1%.

Factores externos (crisis financiera internacional) y conflictos domésticos (pelea entre el Gobierno y el campo) se sumaron al shock que generó en el mercado local la decisión oficial de estatizar las AFJP para erosionar la confianza de consumidores e inversores, y configurar un panorama de franca desaceleración sobre el epílogo de 2008.

No obstante ello, la economía logrará cerrar este año con un crecimiento en torno al 7%. De hecho, en los primeros 10 meses aun sostiene un impulso del 7,2%; principalmente gracias a las elevadas tasas de crecimiento de comienzos de año.

“Durante el décimo mes del año, la economía argentina creció 5,2% en términos interanuales, resultando 5 puntos porcentuales por debajo del registro de igual mes de 2007 y mostrando una marcada desaceleración. Ello refleja tanto la caída del precio de los commodities (exportaciones argentinas) dentro del contexto de la crisis internacional como la fuga de capitales”, consideró la consultora Economía & Regiones en un informe emitido ayer.

El EMAE que elabora el Indec es un indicador que intenta replicar el comportamiento del PIB pero con cierto grado de antelación. Se trata de un índice construido con información parcial, que luego suele ser corregido, pero marginalmente.

“El dinamismo de la actividad económica en los primeros diez meses del año responde principalmente al avance del consumo, que continua siendo el principal motor del crecimiento. No obstante, merece destacarse que los montos comercializados en algunos sectores, como supermercados y shoppings, se deflactan utilizando un índice que subestima el aumento real del nivel general de precios y, en consecuencia, sobredimensiona el crecimiento verdadero del consumo”, advirtió Economía & Regiones.

En este sentido, los volúmenes de ventas en supermercados crecieron 28,4% en términos interanuales en el acumulado enero-septiembre de 2008, mientras que los volúmenes comercializados en shoppings subieron 22,7% en la comparación interanual.

En contraposición, cabe recordar que la industria presentó un leve incremento en octubre de 2008 al expandirse 2,8% en términos interanuales, profundizando la desaceleración que había exhibido en septiembre.

Habrá que ver qué ocurre cuando se conozcan las cifras completas de los últimos dos meses del año. Los primeros indicios no arrojan señales de un repunte en el nivel de actividad. En particular en lo que se refiere al comercio exterior. Esta semana el Indec informó que el superávit de la balanza comercial se redujo 7% en noviembre y por primera vez en seis años cayeron tanto las exportaciones como las importaciones. Es un reflejo del mayor proteccionismo mundial que impera a partir de la crisis financiera internacional.


Por Juan Cerruti.

Temas en esta nota

Seguí leyendo