Retenciones: el campo quiere que haya diálogo, no monólogo

Biolcati, Buzzi, Assef, Navarro y hasta Hugo Moyano consideraron que el tema debe estar en la mesa de las negociaciones, tras la convocatoria de la presidenta Cristina Kirchner. “El tema retenciones debe analizarse y cualquiera sea el arribo de la discusión, debe necesariamente incorporarse a la agenda para analizar en profundidad los problemas del país“, expresó el secretario general de la CGT.

14deJuliode2009a las07:23

Hugo Biolcati, titular de la Sociedad Rural Argentina, Eduardo Buzzi, presidente de Federación Agraria, el economista jefe de Coninagro, Daniel Assef, y hasta el secretario general de la CGT, Hugo Moyano, coincidieron en que el tema de las retenciones a las exportaciones agrícolas debe estar incluido en el futuro diálogo del Gobierno con los sectores económicos.

Assef, asesor de Coninagro, quien estuvo “en casi todas las mesas de negociación” con el Gobierno, consideró que debe hablarse de “las retenciones”, pero destacó su impresión de que al campo siempre le tocó escuchar un “monólogo” en esos diálogos.
Assef es partidario de que la “redistribución de la riqueza” se produzca “en toda la cadena de valor” y no sólo en el sector “productivo”.

En declaraciones al programa “Siempre que llovió, paró”, por radio Colonia, el especialista se lamentó porque, según su criterio, el Gobierno “piensa que al campo no le preocupa el consumidor, cuando los dos afectados son las puntas de la cadena: el productor y el consumidor”.

El secretario general de la CGT, Hugo Moyano, se sumó a la polémica y se mostró partidario en las últimas horas de que los derechos de exportación sean parte del diálogo, al que calificó de “trascendental”.

“El tema retenciones debe analizarse y cualquiera sea el arribo de la discusión, debe necesariamente incorporarse a la agenda para analizar en profundidad los problemas del país”, expresó el gremialista en declaraciones radiales.
Desde el agro se reclama la apertura de las exportaciones de carne y granos —cuotificadas desde hace años—, y una disminución sustancial en las retenciones a los embarques de soja.

“Una rebaja en trigo y maíz no sirve para nada porque ya se vendió todo. Esas alícuotas ya deberían haberse eliminado drásticamente y las retenciones a la soja deben ser disminuidas progresivamente”, pidió el presidente de la Sociedad Rural, Hugo Luis Biolcati.

Desde La Pampa, el diputado nacional electo y vicepresidente de FAA, Ulises Forte, aseguró que el diálogo “vale la pena” y se sentarán a la mesa si pueden “abrir el paquete y no verlo cerrado”, en referencia a las retenciones, entre otros tópicos del campo.
Para Ricardo Osella, de la confederación cordobesa Cartez (Confederación de Asociaciones Rurales de la Tercera Zona), “lo central es que cambien las políticas. Que cambie el secretario de Agricultura (Carlos Cheppi) puede ser bueno y que cambie el secretario de Comercio (Guillermo Moreno) seguro va a ser bueno; pero si no cambian las políticas no va a servir de nada”.

Assef insistió: “El Estado habla de distribución de la riqueza y justamente lo que tiene que hacer es ver cómo se distribuye en el interior de la cadena sin que se afecte el precio al mostrador, porque el productor de carne o leche sólo recibe un 20 por ciento de lo que paga el consumidor”.

Para el ex titular de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) y actual consultor Arturo Navarro, en tanto, hay “temas urgentes en la agenda agropecuaria” que si se tratan permitirán “la prefinanciación de exportaciones de la cosecha gruesa”.
La campaña 2010-2011 de soja, girasol, maíz y sorgo demanda, según Navarro, una inversión de 12 mil millones de dólares.

Si se concretan las medidas urgentes de la agenda agropecuaria, incluso “más allá de las intenciones que tenga el diálogo convocado por la presidenta de la Nació

Temas en esta nota

    Cargando...