Los balances dieron luz verde y Wall Street tuvo su mayor suba en tres meses

El Dow Jones avanzó 3%, mientras que el Nasdaq se disparó 3,5%. Los inversores apuestan a que los resultados corporativos seguirán trayendo buenas noticias.

Por
16deJuliode2009a las07:52

Se recompuso el clima en Wall Street de la mano de los resultados trimestrales de las empresas. Se sabe, el mercado mira hacia adelante (o sea compra hoy pensando en la rentabilidad empresaria del futuro) y los síntomas de mejora –por lo menos en los números de las compañías– es el combustible que necesitan hoy los inversores. Al gran balance de Goldman Sachs, le siguieron los buenos guarismos del fabricante de chips Intel y Johnson & Johnson. Hoy muestra sus resultados JPMorgan, una de las entidades que mejor salió parada de la crisis subprime (ver recuadro). Por eso no extrañó que los índices bursátiles de EE.UU. tuvieron un importante rally que llegó al 3% en el caso del Dow Jones y hasta 3,5% para el tecnológico Nasdaq.

Para el Dow, ésta fue la mayor suba en tres meses mientras que como consecuencia del alza de las acciones, los bonos del Tesoro de EE.UU. cayeron por tercer día consecutivo y el dólar recortara frente al yen. Cuando baja el riesgo, los ahorristas salen de sus posiciones más “conservadoras” como el billete y los T-Bonds y se pasan a la renta variable.

“Las ganancias de Intel dieron el puntapié inicial ayer, y los datos estadounidenses simplemente mejoraron el panorama, por lo que todas las luces están verdes para que los inversores tomen riesgos”, dijo a la agencia Reuters Brian Dolan, estratega de Forex.com.

“Parecería que hay una tendencia positiva para las ganancias empresarias este trimestre”, señaló a Bloomberg Peter Kenny, managing director de Knight Equity Markets.

Mal pero encaminados

También jugó un papel importante las minutas de la Reserva Federal correspondientes a la reunión del 23 y 24 de junio pasado. Según dijo la entidad comandada por Ben Bernanke, la recesión que comenzó en EE.UU. en diciembre de 2007 puede estar cerca de su fin, si bien la recuperación probablemente será muy lenta y las dificultades para encontrar empleo podrían durar años. “La mayoría de los participantes (en la reunión) consideró que la economía está aún bastante débil y es vulnerable a futuros trastornos adversos”, señalaron las actas. “Aunque las condiciones del mercado financiero han mejorado, el crédito sigue siendo escaso en muchos sectores”, añadió.

Los encargados de la política monetaria de EE.UU. debatieron intensamente acerca de la compra de más bonos del Tesoro como parte de su plan para mantener bajos los intereses a largo plazo. Al mismo tiempo, la Reserva ha mantenido desde fin del año pasado la tasa de interés de referencia, de corto plazo, entre el 0 y el 0,25 por ciento. El Comité llegó a la conclusión de que lo mejor era mantener sin cambios su programa de compra de bonos del Tesoro y deuda hipotecaria. “‘Si bien una expansión de tales compras podría dar un apoyo adicional a la economía, los efectos de compras más amplias de activos sobre la economía y las expectativas de inflación son inciertos”, señala el comunicado. A la Fed le preocupaba que el gasto de los consumidores volviera a retraerse una vez que se disiparan los beneficios de las rebajas de impuestos contenidas en el paquete de u$s 787.000 millones aprobado por el Congreso.

Temas en esta nota

    Cargando...