El mercado le pierde el miedo al dólar y se descomprime la plaza de futuros

El volumen diario ya se redujo a la mitad, mientras que el interés abierto ya está cerca de los niveles máximos pre-electorales. Las coberturas a un mes bajaron del 47% al 29%.

Por
20deJuliode2009a las07:56

El mercado de los contratos de dólar a futuro bajó fuertemente sus decibeles en las semanas siguientes a las elecciones, y empezó a mostrar movimientos de menor histeria entre los operadores. Hoy pierden un buen espacio en la plaza los “especuladores” que buscaban ganancias intradiarias con estos instrumentos y , en su lugar, toman algo más de protagonismo quienes adquieren coberturas más “genuinas” y con vencimientos más extensos. Esto se ve en que el interés abierto (los contratos que mantienen los inversores hasta el cierre de cada jornada) siguen aún en niveles muy cercanos a los de las semanas previas al 28 de junio, mientras que el volumen diario (que incluyen las compras y ventas intradiarias) se encuentra prácticamente muy por debajo del récord histórico que marcó en el último día de la campaña electoral (de u$s 996 millones en ambas plazas).

El último viernes la operatoria alcanzó su mayor volumen en el mes, con u$s 460,8 millones negociados en el Rofex y u$s 222,5 millones en el MAE. Los analistas advierten que lo más “auspicioso” del escenario actual debe verse en el interés abierto, que hoy se acerca lentamente a sus niveles máximos de junio, tras acumular u$s 9.500 millones sobre el cierre de esta semana.

“Después de las elecciones se siguió operando bastante bien en el mercado. A pesar de que el volumen diario fue cayendo bastante, el interés abierto mostró un ascenso muy interesante. Esto antes no ocurría, porque había más trading que cobertura”, contó el jefe de research del Rofex, Alejandro Bour.

Se ven mejores signos, sobre todo, en la extensión de los plazos de los contratos negociados: al posicionarse, paulatinamente, en vencimientos más largos, el mercado demuestra que hoy tiene una mayor certidumbre en sus expectativas sobre la cotización del dólar ($ 3,90 en tres meses; y $ 4,33 a un año). En mayo pasado, casi la mitad de los contratos (47,2%) del Rofex se concentraban en el primer vencimiento; pero la proporción bajó a 35,6% en junio, y hoy ya es del 28,9%.

La distribución de estos días aparece bastante más diversificada para el resto de los contratos: 17,4% son a dos meses; 9,2% a tres, y 5,4% a un año (ver infografía). “En junio, la duración promedio de los contratos era muy corta: todo el mundo operaba a pocos meses. Y eso es porque, en la incertidumbre, la gente no toma posiciones muy largas, y se coloca en el corto plazo. Pero cuando lo niveles de volatilidad caen, se vuelve a concentrar en vencimientos más lejanos”, explicó Bour.

Las operaciones de hoy parecen bastante más genuinas que las de meses atrás por el hecho de que, si bien se percibe cierto interés de las empresas y los inversores en tomar más coberturas, también debe notarse que son más los que están dispuestos a otorgarlas. “Nadie va a estar dispuesto a dar coberturas a un plazo en el que no se sabe qué puede llegar a pasar. Por eso si hay algún movimiento fuerte del tipo de cambio, las variaciones más grandes las vamos a notar en las posiciones más largas, y no tanto en las cortas”, explican.

Los mayores volúmenes de interés abierto se dan, en general, en un escenario en el que se descuenta que el dólar se mantendrá prácticamente estable en el futuro. “Estos crecen siempre en momentos de estabilidad. Siempre habrá participantes que necesiten cubrirse frente a una variación del tipo de cambio, como exportadores o importadores. Son posiciones que deben cubrirse, haya o no volatilidad”, dijo un operador.

Por Ignacio Olivera Doll.

Temas en esta nota

    Cargando...