La recaudación no repunta y el país pierde oportunidad para conseguir fondos afuera

La recaudación fiscal de este mes aumentará entre 9% y 11%. Y el país no puede colocar un bono en el exterior para aprovechar el mejor clima. Brasil, la envidia de Cristina.

Por
30deJuliode2009a las07:43

La caja del Gobierno no muestra signos de recuperación alguna tras las elecciones legislativas. La semana próxima la AFIP dará a conocer la recaudación tributaria de julio, que según las estimaciones preliminares (aun restan computar dos días) habría arrojado un alza de entre 9% y 11%, una de las más bajas del año. De hecho, este incremento se reduce a cero en términos reales. Es decir, descontando la inflación en los últimos 12 meses.

Pero la encrucijada con la que se enfrenta el Gobierno no termina allí. El clima financiero internacional ha mejorado en los últimos 60 días, para los países emergentes en particular. Hay bonos de la Argentina que repuntaron hasta 70% desde las elecciones. El riesgo país bajó 45% en los últimos 90 días.

Ayer Brasil salió a colocar un bono por $ 500 millones a casi 30 años y logró una tasa apenas dos puntos porcentuales por encima de la que paga el Tesoro de los Estados Unidos. Le ofrecieron fondos por 13 veces más de lo licitado.

En lo que va del año los países emergentes salieron a buscar fondos a los mercados y colocaron títulos públicos por casi u$s 37.000 millones. La Argentina, cero. La nación está pagando el precio de no regularizar su deuda con el Club de París y los holdouts, que acechan para intentar algún embargo. El ministro de Economía Amado Boudou prometió trabajar para que volver al mercado, pero los tiempos se acortan de la mano del deterioro en la recaudación fiscal. El dinero de la ANSeS o del Banco Nación no será eterno.

Tampoco parecer ser la solución la moratoria tributaria y previsional que lanzó la AFIP. A un mes para su cierre no hay datos oficiales sobre cómo marcha, pero los trascendidos indican que su performance fue modesta. Basta con ver la significativa fuga de capitales que sufre la economía argentina y que tras las elecciones no menguó demasiado. Continúa a un ritmo de entre u$s 1.200 millones y u$s 1.500 millones por mes.

La recaudación tributaria de julio se ubicaría en torno a los $ 26.900 millones, con un alza de alrededor del 10%. La parálisis previa a las elecciones –un argumento al que se apeló para explicar su desempeño– ya no corre como justificación. En definitiva, refleja el freno en el nivel de actividad de la economía.

“La recaudación tributaria apunta a mostrar una menor tasa de crecimiento en julio, pasando de un 12% o 13% en los tres meses previos a un 7% a 10% en este mes”, adelantó Hernán Hirsch, director de la consultora RSH Macroeconómica. “Impuestos como el IVA, Ganancias o el impuesto al cheque, en promedio registrarían una reducción de su tasa de crecimiento interanual de 3 a 5 puntos porcentuales”, agregó.

En líneas generales su diagnóstico coincidió con el de Marina Dal Poggetto, socia del Estudio Bein. La economista puntualizó que “la recaudación de julio tampoco mostrará el impacto pleno de la Gripe A sobre la actividad económica. Porque el IVA que se recauda en julio es sobre los consumos de junio”.


Por Juan Cerruti.

Temas en esta nota

    Cargando...