Alberto Fernández pidió escuchar al agro y dijo que la política de Moreno es de una "extraordinaria ineficacia"

En una entrevista con lanacion.com, instó a cambiar la lógica de negociación con el campo, aunque reclamó cautela con las retenciones por el impacto fiscal; aseguró que sus críticas apuntan a fortalecer la gestión y que retomó la actividad política, aunque no regresaría al Gobierno; "Hay más aspectos contables que jurídicos para discutir", afirmó sobre el patrimonio de los Kirchner.

31deJuliode2009a las14:54

Si hubo un protagonista de las complejas negociaciones con el agro en el momento más acuciante del conflicto, ese fue Alberto Fernández. A un año de su alejamiento del Gobierno y en medio de la expectativa por los resultados del nuevo diálogo que se inicia con el campo, el ex jefe de Gabinete pide que la Casa Rosada "escuche" al sector y "encuentre soluciones".

Quien fuera uno de los más férreos defensores de la polémica resolución 125, hoy vuelve a defender la iniciativa. "Las retenciones móviles eran un avance. Si hoy hubieran existido, habría menos retenciones", asegura.

En un día clave para las nuevas negociaciones entre el Gobierno y el campo, Fernández renueva las críticas contra el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, sindicado como uno de los responsables de los frustrados acuerdos. Pide que se le dé confianza al flamante ministro de Economía, Amado Boudou, pese a considerar que tiene "poca experiencia". También reclama que se revisen las cifras del Indec y apunta a Guillermo Moreno.

En una entrevista con lanacion.com en su oficina de Callao y Posadas, el ex funcionario kirchnerista asegura que desde el 28 de junio decidió regresar a "la actividad política", pero subrayó que no volvería al Gobierno. "Estoy volviendo con reuniones con compañeros, con intendentes, con diputados con senadores, con concejales, con legisladores provinciales, tratando de llevar mi visión de cómo deberíamos hacer las cosas. Yo creo que este es un gobierno que ha hecho muchísimas cosas por la Argentina, pero que desde hace un año estamos trabados en un debate complicado", evalúa.

- Después de un tiempo de mantenerse en silencio, empezó a exponer críticas contra el Gobierno . ¿Cambió su relación con los Kirchner por esto? ¿Sigue hablando con Néstor y Cristina?

- Con Cristina no he hablado. Con Néstor no he hablado desde antes de la elección. Los comentarios no tuvieron por objeto mostrar debilidades, sino tratar de buscar fortalezas, ver qué cosas se pueden corregir para no seguir incurriendo en esas debilidades. Es muy distinto el sentido de lo que yo digo, que el sentido de lo que dice un opositor. Un opositor lo dice para debilitar, yo no lo digo para debilitar, sino para tratar de corregir y que se mejoren las cosas. Muchas cosas que dije que podían llegar a pasar, lamentablemente ocurrieron. Hubiera querido que no ocurran, pero ocurrieron. Y muchos han sentido que mis críticas fueron duras y en verdad fue un poco la lectura que hacía y el reclamo que expreso de mucha gente que es afín al Gobierno que siente que hay aspectos que se convierten en errores y que objetivamente terminan siendo un problema para el Gobierno.

- ¿En qué se equivoca hoy Cristina Kirchner?

- No la voy a juzgar a la Presidenta sobre lo que se equivoca o no se equivoca. Lo que digo es que hay políticas que debemos superar. La discusión que estamos teniendo con el campo es una discusión que debiera ser abordada desde otra lógica porque la realidad del campo de hoy es muy distinta de la de antes. Todos deben abordarlo desde otra lógica. Lo que el campo hizo el lunes pasado en La Rural fue un desastre. Y muchas declaraciones de [el presidente de la SRA, Hugo Luis] Biolcati no ayudan en nada, son declaraciones por momentos muy aventuradas y definitivamente descalificables. El campo nos tiene desde hace un año enredados en el mismo lugar y lo que uno busca es que podamos dar

Temas en esta nota