El 84% de los argentinos está convencido de que no podrá vivir de su jubilación

Los argentinos nunca fueron de ahorrar a largo plazo. De hecho, las sucesivas crisis financieras llevaron a que la gente prefiera fijarse objetivos más modestos a la hora de acumular dinero: hacer arreglos en la casa o comprarse un auto. Y la estatización de las AFJP acentuó esos temores: un estudio de la consultora D’Alessio, realizado para AVIRA, muestra que son muy pocos los individuos que se animan a ahorrar pensando en el momento del retiro.

12deAgostode2009a las07:47

Tras décadas de debacles financieras –llámense hiperinflación, corralito o crisis internacional– a la mayoría de los argentinos se les hace muy difícil pensar que el ahorro de largo plazo puede ser una alternativa viable. La estatización de las AFJP fue la gota que rebalsó el vaso: ahora, el 84% de los individuos cree que su jubilación no le será suficiente para subsistir al momento de retirarse. Así lo revela un estudio realizado por la consultora D’Alessio IROL para la Asociación de Aseguradoras de Vida y Retiro de la República Argentina (AVIRA), el cual fue difundido ayer.

“Le tenemos miedo al futuro. Las vivencias de nuestros padres, sumadas a las nuestras propias; nos hacen pensar que ahorrar a largo plazo no funciona: probablemente, cuando querramos sacar la plata no tengamos nada”, indicó una ama de casa que participó de ese sondeo, realizado entre cerca de 1.700 personas de todos los segmentos socioeconómicos y de entre 25 y 54 años de edad, que viven y trabajan en nuestro país.

La encuesta detectó que para el 95% de los argentinos el ahorro en el hogar es “importante” o “muy importante” y que el 77% de alguna manera u otra ahorra en la actualidad una parte de sus ingresos. “Los datos obtenidos demuestran que la cultura del ahorro en la Argentina atraviesa todos los estamentos sociales e impacta por igual entre hombres, mujeres, jóvenes o adultos”, dijo Martín Gauto, presidente de Avira.

Ahora bien, aún cuando el 84% de los participantes de la investigación dicen pensar que la jubilación no les alcanzará para vivir, sólo el 2% dice ahorrar pensando en el retiro.

De hecho, las familias priorizan los proyectos más cercanos o de corto plazo como “realizar arreglos en la casa” (45%), “hacer un viaje” (40%) o “cambiar el auto” (28%). “Esto se debe a la historia política económica de las últimas décadas; en las cuales el país debió convivir con períodos inflacionarios, crisis institucionales, deuda externa, caída de grupos financieros y estatizaciones, entre otras cosas”, indicó Gauto.

Además, la estatización de las AFJP acentuó esos temores. “Siento que pueden hacer lo que quieren con mi jubilación”, dijo uno de los participantes del estudio, titulado “Los argentinos y los seguros de vida y retiro”, y llevado a cabo entre junio y julio de este año. Y si bien la desconfianza en el sistema público –puntualmente, en la ANSeS, organismo encargado de manejar el dinero previsional de los argentinos–, y la necesidad de ahorrar de cara al momento de jubilarse se hace evidente en las respuestas de los encuestados; la realidad es que son pocos los que efectivamente hacen algo al respecto.

De hecho, apenas el 6% de los participantes dijo tener un seguro de retiro. Y un 34% dijo ni siquiera haber escuchado hablar de este producto. La buena noticia para las empresas que venden pólizas es que más del 60% dice que estaría dispuesto a contratar un seguro como protección o complemento del ahorro. Y esa cifra crece al 80% cuando se le agrega a la oferta un incentivo fiscal. Es por eso que la industria aseguradora insiste en que el Estado contemple la posibilidad de retomar los beneficios impositivos que tenían los seguros de retiro y que se eliminaron en la reciente reforma previsional. “Aún cuando sabemos que las cuentas fiscales están deterioradas, no perdemos las esperanzas de que el Gobierno r

Temas en esta nota

    Cargando...