XVII Congreso de Aapresid - "No hay áreas infinitas para avanzar con el

Fernando Salvagiotti, técnico de INTA Oliveros y especialista en nutrición de cultivos y fertilidad de suelos expuso sobre la necesidad de desarrollar tecnologías que maximicen la producción de los cultivos por unidad de superficie y que minimicen los impactos negativos sobre el ambiente.

Por
20deAgostode2009a las10:30

Durante la primera jornada del XVII Congreso de AAPRESID se llevó a cabo la conferencia “Manejo de sojas de alta producción”. La ponencia estuvo a cargo de Fernando Salvagiotti, técnico de INTA Oliveros y especialista en nutrición de cultivos y fertilidad de suelos.

Durante su presentación, Salvagiotti compartió con el auditorio una serie de gráficos y estadísticas para plantear que la demanda de alimentos y aceites vegetales, el aumento en el estándar de vida y el uso de cultivos para uso industrial sin lugar a duda aumentará en las próximas décadas. En ese contexto, según el técnico, la soja juega un rol central, y el aumento en la producción estará ligado fundamentalmente a las posibilidades de intensificar la producción de granos por unidad de superficie.

Salvagiotti señaló la importancia de no utilizar la superficie cultivable como variable para incrementar la producción. “La realidad muestra que no hay áreas infinitas para avanzar con el cultivo de soja”, dijo.

Por ese motivo el técnico advierte que “la herramienta para aumentar la producción sojera radica en maximizar la producción por hectárea cultivada”. En esa línea, este especialista en nutrición de cultivos y fertilidad de suelos planteó la necesidad de trabajar sobre la implementación de estrategias y medidas para reducir la brecha que distancia el rendimiento actual, o el rendimiento factible del máximo rendimiento de producción alcanzable”. Ése último, estará delimitado por “factores definitorios” como: las condiciones geográficas y climáticas vinculadas a la exposición solar, a la temperatura del ambiente y del suelo, así como también a las características propias del tipo de cultivo.

El técnico expuso, tal como una clase académica, aspectos centrales del proceso de fotosíntesis desencadenado en la planta de soja, como en cualquier otro vegetal. Así como también echó mano a numerosos estudios estadísticos para hacer foco en “la necesidad de conocer principios ecofisiológicos del cultivo para maximizar la producción de soja por unidad de superficie”.

Planteó la importancia de desarrollar más la superficie del área foliar de la planta de soja, a fin de incrementar el número de nudos de las mismas, pues estos darán lugar el crecimiento de las vainas y por ende de las semillas. “Favorecer el número de nudos por metro cuadrado es la variable principal para aumentar el rendimiento por unidad de superficie cultivada, y para ello la intervención sobre la fecha de siembra es determinante”, dijo.

En ese sentido, Salvagiotti señaló como principio rector de las intervenciones a trabajar la necesidad de que “los recursos estén disponibles en el momento en que se requieren”, puesto que el incremento del rendimiento se obtiene cuando se hace coincidir la mayor demanda de recursos con la mayor oferta”, y en ese punto advirtió que en el manejo de los nutrientes y del agua radica la otra variable fundamental para mejorar ese rendimiento.

A modo de cierre, el especialista analizó que “necesitamos tecnología, conocimiento, investigación básica y aplicada para poder generar nuevas tecnologías orientadas a maximizar la producción, basada en buenas prácticas agrícolas”.

Temas en esta nota

    Cargando...