El maíz ya se viene: es hora de decidir

Hubo mucho interés por el cultivo. En este año atípico, dicen que sembrar tarde puede dar buen resultado.

Por
22deAgostode2009a las08:37

Cuando comenzó el panel de maíz, en el salón ya no quedaban lugares para sentarse y en el fondo se amontonaban cientos de personas que se quedaron a escuchar paradas las disertaciones de la fitopatóloga Margarita Sillón (docente de la UNL), del investigador Gustavo Maddoni (Fauba, Conicet) y del profesor Lucas Borrás (Facultad de Ciencias Agrarias de la UNR).

El estrés hídrico fue uno de los ejes que atravesó las tres conferencias. Por ejemplo, Maddoni se dedicó a definir cuál sería la mejor fecha de siembra para el maíz, en un año que viene con los perfiles del suelo secos. "Para la producción y el desarrollo del maíz, la mayor limitante es la oferta de agua", planteó Maddoni. Hay dos momentos que son críticos -aseguró este investigador-: la floración (la etapa más importante) y el llenado de grano. "El consumo de agua en floración determina la cantidad de granos fijados", precisó Maddoni. Por eso, propuso -para un escenario climático y productivo que es atípico- atrasar la fecha de siembra y apostar por los maíces tardíos. "Hay que contemplar las siembras de segunda", insistió.

Maddoni dijo que la campaña pasada, con condiciones parecidas, los que se animaron a sembrar tarde lograron los mejores resultados y, además, recordó que en este momento los suelos parecen losas. "Como mínimo se necesita que los primeros centímetros estén húmedos para que las semillas germinen", recordó.

La conferencia de Sillón fue un aporte muy relevante para conocer mejor las enfermedades que se pueden asociar con los contextos de déficit hídrico. En los estudios que realizó, junto a un equipo de profesionales, en más de 600 lotes de Santa Fe, Chaco, Entre Ríos, Buenos Aires, Córdoba y La Pampa, Sillón descubrió una alta incidencia de los hongos que provocan pudrición de raíz y tallo (en el 95% de los cultivos monitoreados). La roya común también apareció en ambientes secos, lo mismo que los tizones foliares, el fusarium, las manchas blancas y las manchas grises (de la que no había registros previos).

La disertación de Borrás dejó una advertencia que los asistentes anotaron con cuidado. "Existen fuertes variaciones en el peso de grano entre los genotipos comerciales que actualmente utilizan los productores", comentó. Y, además, explicó que el peso del grano está asociado con lo que sucede durante las primeras etapas de su desarrollo.

Gastón Neffen

Temas en esta nota

    Cargando...