Los bonos suben hasta 11% y permiten reflotar la idea de emitir deuda este año

El Boden 2015, que se utilizó en la última colocación a Venezuela, está muy cerca de los niveles pre crisis. Su rendimiento llegó a superar el 50% pero hoy está en 16,4%. Si bajara al 12%, Boudou podría tener el guiño del mercado para volver a financiarse en la plaza. En Wall Street mantienen el optimismo.

15deSeptiembrede2009a las07:45

Con el envión que vienen trayendo los títulos públicos, ahora hasta el más agorero no descarta que la idea de Amado Boudou de volver a colocar deuda en los mercados voluntarios se convierta en realidad. Ayer, los bonos en pesos que ajustan por CER tuvieron alzas de hasta 11,6% como el caso del Discount. Las razones, son variadas: la caída del dólar en el mundo hace que la presión a una devaluación del peso sea menor; el “efecto canje” que disipa vencimientos de corto plazo, el 0,8% del IPC el viernes pasado algo menos dibujado (genera expectativas a un sinceramiento progresivo de la inflación) y la recuperación (tardía) de los títulos en pesos que venían retrasados contra sus pares emitidos en dólares. Algunos incluso llegaron a rumorear que el secretario de Comercio, Guillermo Moreno, podría tener sus días contados en el Gobierno. Una de las tantas conversaciones de pasillo que se escucharon ayer. Los emitidos en moneda dura, de todas formas, subieron moderadamente: 1,15% para el Boden 15 y un 0,85% el caso del Boden 2012. El volumen operado en el Mercado Abierto Electrónico –en bonos– fue de $ 800 millones. Buen caudal de negocios, pero años luz de los u$s 2.000 millones que se hacían en el 2001.

Lo cierto es que la recuperación de los bonos, ahora liderados por los de pesos pero que también se estuvieron observando en los de dólares, hace plausible tener un costo de financiamiento algo más normal. El Boden 15, aquél que se le entregó a Hugo Chávez en agosto del 2008 pagando una tasa del 15% y cuyo rendimiento había superado el 50%, ahora está en 16,4%. “A juzgar por los rendimientos que pagan los títulos de otros países con problemas de reputación en la región, los de Argentina todavía mostrarían un potencial alcista; máxime cuando, con el perfil de vencimientos de nuestra deuda, las chances de un nuevo default en los próximos años es muy baja. Con un Boden 2015 rindiendo un 12%, el retorno a los mercados de deuda al que aspira Boudou podría concretarse”, dice la consultora Federico Muñoz & Asociados.

Lo llamativo, agrega, es que se llegó hasta este punto prácticamente “sin ningún gesto concreto del gobierno tendiente a restaurar la credibilidad en su gestión económica. Lo de Boudou hasta ahora han sido promesas de mayor prolijidad antes que efectividades conducentes”. Si en este contexto, continúa, el gobierno realmente avanzara en un sinceramiento del INDEC, “prueba ácida de la voluntad oficial por devolver credibilidad a la gestión, el retorno al mercado y la consecuente descompresión de las cuentas públicas podrían darse por descontados”.

Un experimentado ejecutivo le asignó la importante suba de los bonos en pesos a la baja (de precio y más aún de expectativas) de depreciación de la moneda local. Si bien el billete en casas de cambio quedó igual que el cierre anterior, el que operan los bancos (mayorista) bajó a $ 3,84. La calma en torno al dólar, consigna Econviews, también se refleja en el menor precio para girar divisas al exterior a través de los títulos por la operatoria conocida como “contado con liquidación”, con un cargo de apenas menos de 1% (superaba 5% en buena parte de la segunda mitad de 2008 y algunas instancias de este año). A su vez, el sobrecosto por acceder al mercado informal desapareció. Parte del mejor humor que se vive con los activos locales quedó plasmado en un paper que circuló en las mesas dinero en las últimas horas. La autora, Siobhan Morden, estratega para América Latina de Royal Bank of Scotland, destacó que “l

Temas en esta nota

    Cargando...