Se frena fuga de ahorros a Uruguay: cayó por primera vez en dos años

La mayor calma financiera y los controles oficiales interrumpieron un goteo de u$s 1.200 millones en los últimos 24 meses. En agosto, los ahorros extranjeros en Uruguay cayeron u$s 11 millones.

Por
22deSeptiembrede2009a las07:51

La mayor presión de los brazos “reguladores” del Gobierno y la menor incertidumbre en el mercado local empezaron a hacer efecto en el flujo de dinero argentino hacia Uruguay, por primera vez en mucho tiempo, y ayudaron a completar esa sensación de “veranito financiero” que por estas semanas vive la Argentina. Toda esa masa de ahorros que busca, habitualmente, un destino seguro en los bancos charrúas, mostró un fuerte cambio de tendencia en agosto pasado: el stock de depósitos de no residentes registró una leve caída, e interrumpió una fuga que avanzaba sostenidamente desde hacía 24 meses y que ya acumulaba un saldo de u$s 1.182 millones desde julio de 2007 hasta hoy.

“Notamos una merma, sin duda. En muchas cuestiones responde a la mayor regulación de la materia: hoy en día hay un control más efectivo en materia antilavado, y tenemos que tomar más recaudos para cumplir con los envíos de dinero dentro de los parámetros legales”, explicó el oficial de cumplimiento de una de las grandes remesadoras del país.

La caída en los depósitos de no residentes de los bancos privados de Uruguay fue de apenas u$s 11 millones en agosto pasado, pero alcanzó para frenar el drenaje de ahorros. Ya en julio, con la calma que habían devuelto las elecciones legislativas en Argentina, el stock mostró una fuerte desaceleración, al avanzar apenas u$s 25 millones (la mitad que en meses previos). Para los analistas y banqueros locales, el fenómeno fue el lógico reflejo de un desplome que se sintió en la fuga de capitales de todo el sistema local, que se ubicó por debajo de los u$s 1.000 millones en agosto, por primera vez en siete meses.

“Es natural que la fuga de depósitos hacia Uruguay haya disminuido porque estamos viendo una caída importante en la fuga de capitales del sistema, que en agosto fue u$s 1.000 millones menor a la que había hace sólo dos meses”, explicó el analista de una consultora local. “Bajó mucho la tasa de devaluación esperada, tras la depreciación del euro y el real; y además hubo más demanda de bonos locales después del canje de deuda”, agregó.

Así y todo, el factor que más mencionaron los analistas como principal causante de la caída fue la mayor regulación financiera que se aplicó en los últimos meses. La más recordada fue, por caso, la normativa 554 de la Comisión Nacional de Valores (CNV) local, que endureció los controles para operaciones en instrumentos bursátiles y financieros con paraísos fiscales y sociedades de Uruguay. También: el reclamo de ese mismo organismo para que Uruguay levante su secreto bancario, y diera información sobre cuentas de argentinos.

Aún así, el saldo acumulado en el año fue superior a los u$s 250 millones, y equivale a la fuga de igual período del año pasado. “Una buena parte del aumento que mostraban los ahorros de los no residentes este año obedecía a depositantes argentinos que encontraban más segura a la plaza uruguaya, a partir del deterioro en el clima de negocios argentino. Eso se vio en que los depósitos de residentes no crecieron tanto”, explicó el analista de una consultora de primera línea en Uruguay. Un ejemplo: el crecimiento en junio y julio pasados fue del 2,3% y el 1,2%, respectivamente, para los depósitos extranjeros, pero de apenas 0,4% y 1% para los nacionales. De la mano de esa tendencia, la participación del dinero de “no residentes” en los depósitos totales pasó del 28% al 33% desde 2007 hasta hoy. Agosto, parece, revirtió esa tendencia: la caída de ahorros extranjeros contrastó con una suba de 2,4% en los de uruguayos.


Por Ignacio Olivera Doll.

Temas en esta nota

    Cargando...