Economía 2010: los gurúes ya mejoran sus pronósticos

Reconocen que en los últimos meses revieron previsiones, que van de 1,9% a 4%.Por: Mara Laudonia

Por
03deOctubrede2009a las08:18

La Argentina logró mejoras en las proyecciones de crecimiento por parte de los economistas por la conjunción de factores que no puede dominar: las lluvias y la mejora del panorama mundial de los úlitmos tres meses. Ya existen pronósticos para el 2010 que van desde un piso de crecimiento de 1,9% y hay otros que se envalentonan con hasta más de 4%, según las conclusiones que esbozaron tres de los analistas más consultados del país, que disertaron ante el auditorio de ejecutivos de finanzas, que organizó el IAEF en Puerto Madryn.

El que sorprendió con su optimismo fue Miguel Bien. El consultor, que tiene el crédito de ser uno de los que más acertó en las estimaciones macro en los últimos cinco años, cree que -gracias al Dios de la lluvia y la consiguiente cosecha récord que volvería a tener el campo este año- el PBI se ubicará por encima del 4,2%.

Bein le asigna un peso fundamental a la soja en el crecimiento del producto, que equivale a casi dos puntos.

El factor externo será fundamental en la recuperación, consideró Bein, y aprovechó para cruzar al FMI, que auguró un alza del PBI de 2,5%. "El Fondo se equivoca porque no sabe medir el impacto de la agricultura", dijo a Clarín.

En la otra vereda se ubicaron Ricardo Delgado, el ex socio de Roberto Lavagna y ahora hombre cercano a De Narváez, y el consultor Miguel Kiguel. El primero apuesta a un crecimiento de 2% para el año próximo, mientras que el segundo anota un 1,9%.

Ambos economistas pusieron más reparos que Bein al crecimiento, debido a la marcha de otras variables que hacen a la economía, como la inversión, la construcción o la retracción del consumo. Sin embargo, hasta el menos optimista reconoció que en los últimos meses los prónosticos mejoraron. En el caso de Delgado, que subió las proyeccciones marginalmente, le asigna a la agricultura un peso de medio punto del PBI.

Históricamente, "la Argentina tiene una novedad estructural que no tiene que ver con Kirchner. Y es que triplicó la producción del campo a más de 90 millones", ponderó Bein, pese al traspié que tuvo la última cosecha.

Kiguel, que ve una recuperación más lenta y la asoció a la forma que tiene el logo de Nike, le dio crédito al igual que Bein a la lluvia y lo que representará en el ingreso de dólares al país. Y Bein, por su parte, reconoció que su pronóstico es bien coyuntural y que no sería sostenible en años subsiguientes si no se regenera un clima que dinamice la inversión.

Asimismo, por el lado financiero hubo coincidencia de una mayor tranquilidad, donde las cuestiones macro como el dólar (entre $ 4,30 y $ 4,40), la inflación (cerca del 15%) y la deuda dejarían de ser problemas centrales para dejarle paso a cuestiones más micro, como le dicen los economistas, ligadas a problemas sectoriales y a la capacidad que tenga el Gobierno de regenerar el alicaído clima de negocios reinante.

 

Temas en esta nota

    Load More