Con un dólar quieto y plazos fijo en aumento, las tasas en pesos empiezan a aflojar

Un tipo de cambio congelado en $ 3,85 y un mayor apetito por el riesgo, tornan atractivo a instrumentos en moneda local. La mayor demanda, hunde el interés de estos activos.

Por
05deOctubrede2009a las07:56

El relax tiene lo suyo. El veranito financiero trajo consigo que grandes y pequeños ahorristas sacan su partido y hacen negocios. El tipo de cambio permanece estable desde hace dos semanas en torno a los $ 3,85 –el viernes, sin intervención del Banco Central (BCRA), terminó en ese valor–. Una mayor calma tanto en el plano internacional como local, impulsa a los inversores a tomar más riesgo. De esta manera, en el último mes la demanda de dólares no sólo se disipó, si no que creció el apetito de los inversores, residentes y extranjeros, por activos nominados en moneda local.

En rigor, instrumentos como depósitos a plazo en pesos o títulos públicos en esta moneda, subieron. En el primero de los casos, en dos meses el total de plazos fijo del sector privado en pesos aumentó unos $ 3.202 millones. Según la ley del mercado, cuando se incrementa la demanda de un producto, la rentabilidad tiende a bajar. Así es como las tasas en pesos están comenzando a retroceder. La Badlar– el interés que pagan los bancos por depósitos de más de $ 1 millón–, según datos oficiales, pasó de valer 13% hace sesenta días, mientras que el viernes cerró en 11,9%. Y es que, según datos del BCRA, las colocaciones mayoristas a plazo escalaron unos $ 1.191 millones en dos meses.

Si bien no es un movimiento brusco, en la city señalan que de mantenerse el escenario es probable que la tendencia a la baja se reafirme. “Se está dando una especie de círculo virtuoso que se justifica por la estabilidad del tipo de cambio y las proyecciones de devaluación que cayeron. Un dólar casi sin movimientos lleva a que tasas como la Badlar ceda algo, ya que los inversores desarman posiciones en moneda dura en busca de activos en pesos”, explicaron en una entidad de primera línea. Así y todo, para los inversores, medido en dólares, estas tasas continúan resultando atractivas, aún sin ganarle a la inflación, a la que estimaciones privadas ubican en torno al 15% anual. “Aunque las tasas bajen, medido en moneda dura, sigue dando una buena renta un plazo fijo, por caso, sobre todo cuando en el exterior las tasas están casi en cero”, dijeron en un banco.

Por otra parte, desde el Centra también se hizo un esfuerzo por abaratar el costo del dinero. La entidad de Martín Redrado aplicó tres recortes en menos de tres meses a las tasas de pases activos y pasivos de cortísimo plazo que opera con los bancos. El interés de pases pasivos retrocedió de 10,5% en el mes de julio a la tasa actual de 9,25%.

Por Dolores Ayerra.

Temas en esta nota

    Cargando...