La pausa en la dolarización hace crecer los depósitos en pesos

En septiembre duplicaron su ritmo de recuperación, pero sigue sin reaccionar el crédito.

Por
06deOctubrede2009a las07:16

Los depósitos bancarios privados en pesos crecieron a un ritmo superior a los $ 1100 millones en la comparación de los promedios mensuales de julio y agosto y duplicaron su ritmo de expansión durante septiembre, al alcanzar un aumento promedio de 2215 millones, según los últimos datos disponibles, de acuerdo con un informe de la consultora Econométrica.

En su informe semanal, el economista Rodrigo Castiñeira sostuvo que el fenómeno debe leerse como una contrapartida del proceso de menor salida de capitales que ya había quedado a la vista por "la mayor demanda de activos financieros locales, que empujó sus precios al alza".

El cambio de preferencias de los inversores se hace notable en la menor expansión que tuvieron los depósitos en dólares que habrían crecido en US$ 260 millones en septiembre, a un ritmo 30% inferior al que lo venían haciendo en los meses precedentes, cuando la divisa se había vuelto a convertir en la preferida de los argentinos.

La pausa en ese proceso, posibilitada por la abrupta caída en las expectativas de una devaluación acelerada del peso, es la que desde hace dos meses está haciendo crecer a razón de 2,5% a los plazos fijos en pesos, pese a la tendencia bajista que muestran los rendimientos ofrecidos por los bancos: promedian 11,5% anual por colocaciones a 30 días.

"El crecimiento de los depósitos privados a un mayor ritmo que la creación de préstamos está incrementando la liquidez del sistema financiero. Por ahora, los bancos mantienen esos recursos mayoritariamente depositados en el Banco Central como encajes, pero el ente financiero busca incentivarlos a que reactiven la colocación de créditos. Por eso bajó la tasa que les paga por esas colocaciones del 13 al 11,75 por ciento anual en los últimos 3 meses", explicó Castiñeira en su informe.
Crédito caro

El stock del crédito al sector privado local se expande al 4,2% anual en lo que va de 2009, según los últimos datos del BCRA, y la línea más activa entre las empresas es la de adelantos en cuenta corriente (descubierto), una de las más volátiles y caras, lo que no parece una buena noticia para dinamizar la alicaída actividad económica.

Los intentos de modificar esa conducta no han mostrado resultados, algo que en los bancos atribuyen a "la retracción de la demanda por falta de proyectos de inversión ante la conflictividad que creció en el último año y medio en la economía local. No es un problema de precios. Es de expectativas y de descalce de plazos", señaló días atrás a LA NACION el presidente de uno de los bancos privados más activos de la plaza local.

La referencia alude al plazo promedio de apenas 34 días que muestran los depósitos privados totales en pesos bajo administración del sistema financiero local.

Temas en esta nota

    Cargando...