Un hombre de la Iglesia, en el encuentro

En la primera reunión del flamante ministro de Agricultura, Julián Domínguez, con la Comisión de Enlace, los dirigentes del agro se encontraron con una sorpresiva presencia.

Por
07deOctubrede2009a las07:34

Allí estaba un hombre vinculado con la Iglesia. Se trata de Eduardo Serantes, presidente de la Comisión Nacional de Justicia y Paz, organismo del Episcopado y director de una de las principales firmas de pools de siembra de la Argentina.

Por primera vez, un hombre cercano a la Iglesia participó de la reanudación de las negociaciones entre el Gobierno y el campo. Ayer estuvo para facilitar el diálogo.

La comisión que preside Serantes está integrada por laicos. Su misión es promover instancias de diálogo en la sociedad. Ingeniero agrónomo egresado de la UBA en 1970, tuvo una fuerte participación en Cáritas y en la Mesa del Diálogo Argentino, constituida en plena crisis de 2001. Tiene una buena relación con el obispo de San Isidro Jorge Casaretto, presidente de la Comisión de Pastoral Social.

Según una fuente, el contacto de Serantes con Domínguez lo hizo el mismo monseñor Casaretto, que ya conocía al flamante ministro. Ante LA NACION Serantes sólo reconoció que el funcionario se comunicó con él "a través de amigos en común". De paso, aclaró que no está cumpliendo funciones como asesor.

"No tengo ninguna función con el Estado ni soy asesor. Domínguez me contactó y me pidió si podía estar (en la reunión) para tratar de crear un clima de diálogo y recuperar la confianza", comentó. Serantes agregó que su presencia fue "a título personal".

En este sentido, indicó que su misión de ayer fue acompañar para tratar de construir el diálogo. "Yo hablé de recuperar la confianza, escucharse", indicó.

Los dirigentes rurales vieron con buenos ojos la presencia de Serantes. "Es una buena persona. Yo lo conozco porque participamos en el Diálogo Argentino. Es un hombre comprometido socialmente", dijo el presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Mario Llambías. "Que participe Serantes es una buena señal", expresó Carlos Garetto, presidente de Coninagro.

Al margen de su vinculación con la Comisión Nacional de Justicia y Paz, Serantes tiene una importante relación con la producción agropecuaria. Es director de Cazenave & Asociados, una empresa que en 1969 nació como una consultoría para el agro y hoy es uno de los principales pools de siembra del país. El año pasado, en pleno conflicto por las retenciones, los pools fueron denostados por Cristina Kirchner.

En la campaña 2008/2009, la firma sembró casi 60.000 hectáreas en campos arrendadas. Fue pionera en desarrollar fideicomisos públicos para el agro. Por otra parte, Cazenave & Asociados brinda servicios a compañías de primera línea como Dow Argentina, Glencore y Molinos Río de la Plata.

Fernando Bertello.

Temas en esta nota

    Cargando...