El dólar se hunde y quiebra la barrera psicológica de 1,50 por euro

Es la primera vez que toca ese nivel en 14 meses. El euro vuelve a acercarse a su máximo de 1,60 dólares de julio del 2008. Para fin de año ya estaría en 1,55.

Por
22deOctubrede2009a las07:48

El verde está de malas. El gigantesco déficit de Estados Unidos, potenciado por la enorme inyección de liquidez de la Reserva Federal y la expectativa de una tasa cercana a cero por un buen tiempo sigue persuadiendo a los inversores de buscar un destino distinto del dólar. La moneda volvió a dar ayer otra prueba de debilidad, al cruzar la barrera psicológica de los 1,50 dólares, un nivel que no tocaba desde agosto del año pasado. Los analistas creen que en el corto plazo el dólar podría hundirse tranquilamente hasta los 1,55.

El euro había marcado un máximo histórico de 1,60 dólares el 15 de julio de 2008, su valor más alto desde que la moneda debutó en 1999. Sin embargo, las cosas se revirtieron en poco tiempo, ya que tres meses después, el cimbronazo que supuso la quiebra de Lehman Brothers le había devuelto al dólar parte de su encanto como refugio. Para el 28 de octubre, el dólar tocaba un récord dos años y medio. Pero el efecto no duró mucho. Desde entonces, la divisa ya perdió 18% en la medida en que la incipiente recuperación de la economía global convenció a muchos inversores de aventurarse a buscar retornos más altos en activos más riesgosos.

El derrotero del dólar tiene particularmente preocupados a los líderes europeos, debido a que supone un encarecimiento de sus exportaciones en momentos en que el mundo empieza a levantar cabeza. En esta línea, en los últimos días el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean Claude Trichet, abogó –casi en lo que fue una súplica– por el papel fundamental del dólar en la economía mundial como reserva de valor. Un tipo de cambio de 1,50 es un “desastre” para la economía europea y su sector manufacturero, reconoció ayer sin vueltas Henri Guaino, consejero del presidente francés Nicolas Sarkozy.

Claro que el euro no es el único que está sacando ventaja frente al dólar. En el ránking de las monedas que arrasaron contra la divisa de la primera potencia mundial, la que se lleva el primer puesto es el real brasileño. La moneda del país vecino registra una poderosa apreciación de 35% en lo que va del año, lo que explica la reciente decisión del gobierno de imponer un impuesto de 2% para el ingreso de capitales en un intento por suavizar al menos el fortalecimiento de la moneda. Sin embargo, aunque el día después del anuncio de la medida el real perdió terreno, ayer volvió a fortalecerse: se apreció un 1,14% frente al dólar, cerrando a 1,723 reales para la compra y 1,725 para la venta.

En la lista de las monedas que más humillan al dólar, le siguen por orden de ganancia el dólar australiano, el neocelandés y el rand sudafricano, todas con una apreciación por encima del 30%. La libra esterlina y el euro, por su parte, se ubican en el octavo y décimo primer lugar, respectivamente. En el primer caso, el avance es de 12%. De hecho, la performance del euro queda bastante deslucida en la comparación, ya que apenas llega el 7% en lo que va del año.

En respuesta directa a la creciente debilidad del dólar, el oro sigue ganando fuerza. El metal precioso tocó ayer otro récord de u$s 1.062,70, mientras que el petróleo subió 2,84% y terminó a u$s 81,37 el barril en Nueva York.

Temas en esta nota

    Cargando...