La recaudación de impuestos cayó y solo crecieron aportes a la ANSeS

Los ingresos de la Seguridad Social subieron 53% y mantuvieron las arcas en niveles superiores a los de 2008. El blanqueo no pudo paliar la menor actividad.

Por
04deNoviembrede2009a las07:52

Lejos de los incrementos de dos dígitos a los que la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) se había acostumbrado hasta hace meses, la recaudación de octubre subió apenas 8,8% interanual, hasta los 26.416,9 millones de pesos. La diferencia positiva respecto de un año atrás es explicada por los recursos de la ANSeS, fortalecida tanto por los aportes antes administrados por las AFJP como por los incrementos salariales, que subieron el valor de las contribuciones. Sin el dinero de la Seguridad Social, la recaudación habría caído un 0,7 por ciento.

El secretario de Hacienda, Juan Carlos Pezoa, y el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, remarcaron que la recaudación se sostiene en terreno positivo a pesar de la crisis global. “La recaudación de octubre, dentro de los parámetros que venimos observando (en los últimos meses), ha superado con las expectativas, como consecuencia de la mejora en el consumo interno y, sobre todo, de las políticas económicas contracíclicas”, introdujo Pezoa antes de anunciar el resultado.

Pero la fuerte caída en el comercio exterior y cierta desaceleración en el consumo interno fueron suficientes para deprimir el nivel de los ingresos. El IVA impositivo ($5.255,2 millones) creció 21,3% interanual, aunque cayó 0,5% desde septiembre, mientras que los derechos de exportación (2.963,6 millones) subieron 24,5% respecto del mes pasado, pero cayeron 21,3% interanual. “Hay una menor actividad del comercio exterior, que fue el motor de la recaudación en 2008”, recordó Echegaray.

También incidieron en la desaceleración del crecimiento de los ingresos el impuesto a las Ganancias, que creció 4,7% interanual hasta los $ 4.902,1 millones y el impuesto al Cheque, que subió apenas 1,3% respecto de un año atrás ($ 1.769,5 millones). Las contribuciones patronales crecieron 26,3% interanual, hasta los 2.558,4 millones, y la recaudación del impuesto a las Naftas creció 48,8%, a $ 427 millones. Esto último fue resaltado por Pezoa como un indicio de actividad pujante, aunque también la suba de precios de los combustibles se trasladan al impuesto.

De todos modos, la suma de los impuestos que van a las arcas de la AFIP fue menor a la de hace un año. Sin tener en cuenta los recursos de la Seguridad Social, administrados por la ANSeS, la recaudación fue de $ 19.849,1 millones, casi $ 150 millones inferior a la de un año atrás, aunque un 0,7% superior a la de septiembre. Pero los aportes a la ANSeS crecieron 52,9%, hasta $ 6.567,8 millones. Los casi $ 2.300 millones de diferencia entre lo recaudado por ANSes el mes pasado y lo que percibió hace un año salvaron a los ingresos públicos del estancamiento, en tiempos en que la inflación medida por consultoras privadas ronda el 12 ó 13 % interanual.

Ciertos tributos comenzaron a sentir el efecto positivo de los planes de regularización lanzados por el Gobierno hace un año. Bienes Personales, por ejemplo, subió 45,1% interanual, hasta los $ 424,4 millones. Echegaray explicó que se debió a que quienes exteriorizaron sus bienes pagaron tributos que antes no pagaban, a la vez que resaltó la profundización de los controles por parte del organismo.

En cuanto a los reintegros y devoluciones, el titular del organismo recaudador indicó que se avanza en la regularización, tras los controles que demoraron los pagos y originaron fuertes críticas del sector empresario. En estos días, dijo Echegaray, la AFIP abonará unos $ 692 millones, correspondientes a derechos de exportación “controlados y aprobados” hasta el 1 de agosto, a estímulos a las exportaciones hasta el 1 de septiembre y otros regímenes de promoción hasta el 30 de septiembre.

Por Esteban Rafaele.

Temas en esta nota

    Cargando...