En un noviembre deslucido, los cupones PBI dieron la nota con subas del 10%

Ayer continuó la toma de ganancias en la plaza argentina. El Merval perdió casi 2% y los bonos hasta 5%, con un muy bajo nivel de negocios y a contramano de Wall Street, que cerró 0,3% arriba. Se despide un 2009 con grandes rentabilidades.

01deDiciembrede2009a las07:50

Se fue oficialmente el anteúltimo mes del 2009 dejando como saldo una mueca entre los inversores. Después de grandes subas durante todo el año, noviembre resultó ser un mes de transición. No hubo alzas explosivas ni mucho menos y, en el plano local, lo mejor pasó por algunas empresas del panel general y los cupones atados al PBI (que por tercer mes consecutivo se consagran como la inversión por excelencia). Claro que la última rueda de noviembre dejó un sabor amargo: atrapados en el “efecto Dubai”, algo más parecido a una excusa para tomar ganancias que a una real hecatombe financiera, los activos argentinos sintieron en cimbronazo. El Merval ayer perdió 1,88% para cerrar en 2.147,25 puntos, a contramano de Wall Street que culminó 0,35% en positivo. Buceando entre los pocos datos positivos que dejó la rueda se destaca el caudal de negocios: $ 32 millones en papeles domésticos, algo que –según los entusiastas– denota que el “mercado no convalida este nivel de bajas”. Lo cierto es que los mercados prácticamente despiden el año después del día de Acción de Gracias en EE.UU.. Se está más cerca de hacer balances sobre lo sucedido en 2009 que pensar dónde invertir en el último mes del año. A este contexto tampoco le escaparon los títulos públicos. En el Mercado Abierto Electrónico (MAE), los bonos argentinos profundizaron el mal humor iniciado en las últimas jornadas con un volumen de negocios moderado, donde los precios cayeron 2,5% en promedio. El cupón en pesos perdió 4,48% y el Bogar 18 se desinfló 5,23%, entre los más contusos.

Yendo al ránking de noviembre, se encuentran algunos sorpresas. Para los intrépidos que invierten en papeles de baja capitalización bursátil (por ende baja liquidez y escasos negocios), lo mejor pasó por Alto Palermo (+36,6%), San Miguel (26%) y Juan Minetti (+17,2%). Entre las líderes, la petrolera Petrobras Brasil se apreció 10,2%. En el otro extremo, los que peor la pasaron fueron los papeles relacionados al gas y con dificultades para pagar sus deudas. Metrogas cayó 17,5%, TGN (aún en default) perdió 17,2% y Edenor 12,8% abajo. Hipotecario y Grupo Financiero Galicia, con mermas del 12% y 10% respectivamente, fueron los exponentes del sector bancario. El Merval trepó sólo 1,5% mientras que índices bursátiles del exterior ganaron bastante más: Bovespa (+9,56%), Dow Jones (+6,03%) y el S&P500 (+5,5%).

“Dentro de la renta fija, debemos enfatizar el comportamiento de los cupones atados al PBI, especialmente las versiones en pesos y en euros, que por tercer mes consecutivo se anotan entre las especies con mejor avance”, dice un informe de Tavelli & Cía. Sociedad de Bolsa. En efecto, el instrumento en moneda local trepó 10,5%, el de dólares avanzó 9,15% y el emitido en euros ganó 18,5%.

A todo esto, la otrora manía de los argentinos (el dólar) sigue decepcionando (si la idea era especular a una devaluación). El billete en las casas de cambio cedió 1 centavo en noviembre hasta $ 3,82. En una mirada más abarcativa, las divisas continúan con la tendencia de los últimos meses en el plano local (euro +0,7% y dólar -0,4%). Gustavo Quintana, de López León Brokers, consigna que “la reciente recuperación local del dólar, que acumula cinco jornadas consecutivas de suba, no le alcanzó para revertir la pérdida que sufrió durante el mes de noviembre. En ese período, la divisa estadounidense retrocedió ocho milésimas de peso respecto de los valores de fines de octubre pasado pese a las importantes intervenciones del Banco Central en el sector donde operan bancos y empresas”. Con respecto a los commodities, se viero

Temas en esta nota

    Cargando...