El Gobierno usará u$s 6.600 millones de reservas para pagar deuda de 2010

Conformó por decreto un fondo con reservas del Banco Central para pagar los vencimientos e intereses del año entrante. Busca bajar la tasa que le exigen al país para colocar deuda, al aliviar las necesidades financieras.

15deDiciembrede2009a las07:53

La presidenta Cristina Fernández y el ministro de Economía, Amado Boudou, anunciaron ayer que emplearán u$s 6.569 millones de reservas de libre disponibilidad del Banco Central para garantizar el pago de las obligaciones con tenedores de títulos privados y organismos internacionales. La creación del llamado Fondo del Bicentenario para el Desendeudamiento y la Estabilidad cubre las necesidades financieras del país ajenas aquellas en poder del sector público para el año próximo y quita premura al retorno a los mercados voluntarios de deuda, poco dispuestos hasta el momento a convalidar la tasa de interés de un dígito que pide el Gobierno para emitir nuevos bonos.

Ayer al mediodía y por cadena nacional, la Presidenta fundamentó la decisión de financiar los vencimientos de 2010 con parte de los excedentes del Banco Central en vez de acudir a los mercados financieros: “Estas reservas nos pagan hoy en términos de Basilea 0,25% mensual, cuando todos saben que hoy las tasas de riesgo país indicarían que la Argentina tendría que tener una tasa de dos dígitos para acceder al mercado de capitales”, explicó. Antes, Boudou había dicho que la creación del fondo busca “dar máximo nivel de certeza” para lograr así bajar las tasas de interés.

Fuentes del Palacio de Hacienda explicaron que esta iniciativa permitirá a la Argentina manejar con mayor tranquilidad el canje de los u$s 20.000 millones de deuda que permanece en default y elegir el momento propicio volver al mercado, sin tener que convalidar altas tasas de interés por la premura de cubrir vencimientos.

Los $ 6.569 millones de dólares representan el 14% del total de las reservas internacionales de BCRA y el 37% de los recursos de libre disponibilidad, esto es, el dinero que excede del necesario para mantener el dólar en los valores actuales. Como referencia, el Gobierno recordó que en 2005, cuando se pagó la deuda de u$s 9.500 millones con el FMI con reservas, se empleó el 100% de los recursos excedentes.

Para administrar el Fondo, Economía maneja distintas alternativas. Una de ellas es la de realizar licitaciones para pagar vencimientos por adelantado y ahorrar dinero por el rescate. Boudou adelantó que ofrecerá anticipar el pago del Boden 2012, que vence en febrero.

Economía estima que ese dinero cubre las obligaciones con tenedores de deuda privados y organismos internacionales. Según informaron, en 2010 vencen Boden 2012 en pesos y dólares por u$s 2.592 millones; créditos de organismos multilaterales por u$s 2.187 millones; préstamos garantizados por u$s 530 millones; Bonar por u$s 500 millones, Discount por u$s 451 millones y bonos Par por u$s 308 millones. A cambio de los recursos que captó del Banco Central, el Tesoro emitirá un bono que, se estima, será de diez años, como el que empleó al pagarle al FMI también con reservas. Los detalles de esa letra se conocerán hoy, cuando se publique el Decreto de Necesidad y Urgencia que formaliza la operación.

Sorpresa en el Central

El anuncio fue manejado con tal hermetismo que ni las máximas autoridades del Banco Central sabían que tenían que sacrificar parte de sus reservas para garantizar el pago de la deuda externa, según supo El Cronista de diversas fuentes.

No obstante, el BCRA, que en la actualidad cuenta con u$s 47.626 millones, aseguró que la estabilidad cambiaria no se pone en riesgo con esta operación. “Esto no cambia las condiciones del mercado cambiario ni quita previsibilidad en esta materia”, indicaron. Sin embargo, cerca del presidente del BCRA, Martín Redrado, pusieron la alerta sobre el significado de la operación y esperan “que esto

Temas en esta nota